miércoles, 29 de julio de 2020

SERIE PARQUES Y JARDINES DE MADRID VIII: DEL ANTIGUO RASTRO DE TETUAN A PLAZA DE CASTILLA, POR UN SENDERO ¿VERDE?

 
 


Comenzamos el paseo de hoy en las confluencias de las calles Villaamil con Ofelia Nieto, en una esquina del PARQUE AGUSTÍN RODRIGUEZ SAHAGÚN sobre el cual aclaramos, que está dividido en dos zonas separadas por la Calle del Capitán Blanco-Argibay (nacido en Chamartín de la Rosa, fallecido demasiado joven durante la guerra Civil). Al entrar en el Parque encontramos una rotonda con una fuente de agua, pues es este elemento el que lo caracteriza a través de la presencia constante del Canal de Isabel II,


cuyo recorrido se aprecia bien; una  derivación se enterraba en la calle de Ofelia Nieto (soprano española que vivió al principio de dicha calle, semi esquina a Francos Rodríguez), el llamado conducto del Obispo, que transcurría por el centro de la calle antes de su urbanización (luego doy una dirección de un blog donde podéis ver numerosas fotos).


Dicho Canal corresponde al Canal Bajo de Isabel II, cuya declaración como monumento BIC presentó la Coordinadora SALVEMOS LA DEHESA DE LA VILLA hace unos años y que podéis ver en el blog "Los cordeles de la Dehesa", cuya dirección os ponemos al final,  junto con el resto de referencias.


El PARQUE AGUSTIN RODRÍGUEZ SAHAGÚN cuenta, según la información oficial del Ayuntamiento con:

Superficie: 185.040 m2

Árboles. Nº total de unidades arbóreas: 2.192
Ciprés común 13%
Plátano de sombra 9%
Ciruelo rojo 8%
Pino piñonero 7%
Arbustos. Nº total de unidades arbustivas: 72
Glicinia japonesa 39%
Laurel cerezo 22%
Madroño 7%
Macizos arbustivos. Superficie de macizos arbustivos: 11.559 m²
Hiedra 8%
Junípero 7%
Madroño 6%

Y en este primer tramo encontramos paseos encerados (de acera quiero decir, no de cera de la que brilla ¿eh?), varias zonas de juego infantiles, de gimnasia para la tercera edad, un recinto cerrado para el entrenamiento de mascotas (bueno, perros más que nada), una pista circular de medio kilómetro (a pesar de que todo el mundo lo sabemos, algunos aún la toman como un lugar de paseo), dos fantásticos miradores elevados, un monumento en recuerdo al alcalde cuyo nombre lleva, zonas de pistas deportivas, un gran aparcamiento gratuito (a día de hoy), parterres, etc.


Dada su situación, es un parque muy usado por los vecinos; por la mañana gente haciendo deporte, luego paseos a la sombra y por la tarde reuniones de amigos, igual que domingos y festivos donde es normal encontrarse con numerosas fiestas, lo cual los encargados de la limpieza los lunes, conocen bien.

El parque está dedicado a Agustín Rodríguez Sahagún, que fue un político y empresario abulense, nacido en 1932; cuando estalló la Guerra Civil tuvo que huir a Bilbao, pues su padre era un dirigente de Izquierda Republicana muy amigo de Claudio Sánchez Albornoz. Allí cursó estudios con muy buena dedicación y los completó en Italia e Inglaterra. Fue uno de los fundadores de ediciones Deusto y de asociaciones empresariales como la CEPYME. En política entró  con Adolfo Suárez en UCD en 1977 y luego lo acompañó al CDS; fue diputado y Ministro de Industria y Energía, tras dirigir el INI, y en una etapa posterior, Ministro de Defensa. En 1989 accede a la alcaldía de Madrid con solo 8 concejales a través de una moción de censura contra el entonces alcalde socialista Juan Barranco, gracias al apoyo de los 20 concejales del PP. Su escaso tiempo en dicho cargo, dejaron cuatro subterráneos para agilizar el tráfico, como el de la Plaza de Castilla; gran rigurosidad en el cumplimiento de los plazos de las Obras Públicas, gracias a la implantación de un sistema de tres turnos de trabajo; su compromiso con la Capitalidad Cultural de Madrid; el impulso de viviendas de protección oficial; el incremento de las plantillas de policía municipal; su insistencia en la lucha contra los delitos asociados a la droga; la aprobación del Parque Juan Carlos I y su oposición a la ampliación de Barajas, a cambio proponía hacer un segundo Aeropuerto. Por "motivos personales" anunció que no se presentaba a las siguientes elecciones, en julio de 1991 fue elegido el nuevo alcalde, mientras él viajaba a París para tratar unos problemas de salud. Falleció en el pos operatorio, tres meses después, a los 59 años por complicaciones de tipo "tromboembólico" e insuficiencias renales. Dejó seis hijos y una gran sorpresa para la mayor parte de la clase política que desconocía sus problemas de salud. Suárez, particularmente se resintió de "la pérdida del mejor amigo y compañero que he tenido".

El 18 de enero de 1995 se inauguró un monumento de Eduardo Chillida en su honor en este parque.


Para ir a la segunda área de este Parque, debemos hacerlo por la parte baja o bien subir por la calle que lo divide (la del citado Capitán Blanco-Argibay) y buscar el paso alto, que viene de uno de los dos miradores. Vamos a probar a hacerlo por la zona más baja, la que une el Camino del Chorrillo (hacia el Barrio de El Pilar, al otro lado podemos ver pistas de deporte y un parque infantil pero sin denominación particular), calle Capitán Blanco-Argibay y calle Sinesio Delgado.


Desde ahí accedemos a un paseo arbolado, con un camino bien definido y una ruta ciclista paralela, ambas pensadas dentro del proyecto de RUTAS SALUDABLES que en este caso ocupa 1'5 kilómetros, en un circuito rectangular que pasa junto a un estanque con un reloj de agua y una cascada, varias pistas de deporte (tenis, baloncesto, cubiertas, descubiertas), una zona de acrobacias con tabla y patines y un campo de fútbol oficial con césped artificial. Cuenta también este segundo parque, con zonas de juegos infantiles, zonas de movilidad para la tercera edad, amplias praderas de hierba, una fuente junto a los arcos del Canal de Isabel II (Puente Acueducto del Barranco), etc. 


Si seguimos adelante, abandonado el circuito, en dirección a la Plaza de Castilla, encontraremos una zona ajardinada con flores y plantas diversas, con un pequeño escenario con el diseño adecuado para realizar espectáculos, además de una ría con sus puentes que parece provenir del Canal citado, el cual cruzaremos al final por debajo de sus arcos (Puente Acueducto de los Pinos). 


A continuación hay una zona más seca, aunque llena de sombras, hecha más al estilo del siguiente Parque que ahora veremos, incluso aquí podemos encontrar un capirote que marca el curso de los antiguos viajes del agua. Por allí llegamos a la Avenida de Asturias, donde acaba el PARQUE AGUSTÍN RODRÍGUEZ SAHAGÚN. Os recomiendo que si salís, lo hagáis por la parte de abajo, en el cruce con el Paseo de la Dirección. Para regresar al principio, conviene que tomemos un camino a la izquierda según pasamos los ojos del puente del Canal citado, hay que tener en cuenta que vamos a ir paralelos al Paseo de la Dirección, con lo cual el parque adopta su contorno sinuoso por el que recibe el nombre que, a algún concejal con humor, se le ocurrió.


EL PARQUE DE LA VENTILLA comienza al otro lado de la Avenida de Asturias y transcurre entre Sinesio Delgado y la calle de la Vía Límite (casi siempre), donde a alguien se le ocurrió construir unas casitas cuyas vistas son el propio parque. Básicamente es un área forestal con numerosos caminos bien delimitados, que ocupa casi 103.000 m2 donde domina el pino. Tiene merenderos, áreas infantiles, deportivas y de entrenamiento de perros. En este Parque, encontrarás dos capirotes más de "los viajes del agua", de los que hablaremos en un capítulo específico que algún día publicaremos.


No es una maravilla su conservación, se suele encontrar basuras y el material suele estar deteriorado, además de dar una impresión de abandono y sequedad. Y como los humanos somos tan fáciles para contagiarnos de las malas costumbres, encuentras restos que no corresponden, abandonados en cualquier sitio. De hecho, hay muchas quejas vecinales sobre su mantenimiento. Colchones, desperdicios... hasta un pequeño incendio:


Recomiendo que al cruzar por la Avenida de Asturias, subas por detrás del Colegio Público Felipe II hasta casi Sinesio Delgado, hay un pequeño mirador allí, luego toma cualquier camino que serpentee por la montaña y obtendrás una vista general del conjunto y desde lo alto, incluso te encontrarás con una fuente decorativa hecha de piedra, yo también me pregunté qué pintaba ahí, pero está y punto. 


Al final llegas a la calle de las Magnolias, que cierra el parque, donde unos jardines verdes y frondosos, cambian el color amarillo que has llevado todo el tiempo por el verde. Baja hasta dicha calle, estás a un paso de las torres de la antigua ciudad deportiva del Real Madrid, junto a La Paz. Puedes dirigirte hacia allí o a la Plaza de Castilla por zona urbana, o incluso regresar.


Si has decidido volver por donde viniste, te recomiendo que lo hagas por la parte baja del propio parque, siguiendo una ruta irregular y discontinua donde te encontrarás todos los servicios que ofrece este pequeño parque y así tendrás la perspectiva completa de él. En la Avenida de Asturias, frente a la entrada al PARQUE AGUSTÍN RODRÍGUEZ SAHAGÚN termina nuestro recorrido por hoy.


Como siempre, aquí te dejo los enlaces a las páginas del Ayuntamiento donde encontrarás dos vídeos y los correspondientes planos de cada Parque, recuerda que el de Rodríguez Sahagún, al estar dividido, tiene un vídeo y dos planos, además de la dirección del blog de "los cordeles de la Dehesa":






No te olvides de que el antiguo rastro de Tetuán, hermano menor del de la Ribera de Curtidores, que se celebraba también los domingos,  ocupaba toda la calle Marqués de Viana, desde Bravo Murillo hasta el Paseo de la Dirección, donde comienza uno de los parques de nuestra ruta de hoy: EL PARQUE AGUSTIN RODRÍGUEZ SAHAGÚN.

P.D.- En la próxima entrega, nos vamos a la Alameda de Osuna: del Castillo al Capricho.


@ 2020, by Santiago Navas Fernández


No hay comentarios:

Publicar un comentario