lunes, 13 de julio de 2020

SERIE PARQUES Y JARDINES DE MADRID III: LUISA CARNÉS Y BLAS DE OTERO

 



Allá donde asoma Sinesio Delgado (la calle) de nuevo a la luz, desde que se enterró bajo la Dehesa de la Villa, allá donde acaba "Valdezarza" y comienza el barrio de "los poetas" (vulgo Saconia) en la calle Antonio Machado, nada menos, 


y cerca del centro cultural Julio Cortázar, para crear un entorno adecuado, hay dos pequeños espacios de frondoso verde, donde tomar el fresco a la buena sombra, con muchos bancos y sitio para que jueguen los niños en esos parques infantiles multicolores que destacan entre la naturaleza que les rodea. Pues bien en ese marco se ven y se saludan, carretera por medio, Luisa Carnés y Blas de Otero.



El Parque Luisa Carnés fue dedicado a ella en 2019, escritora y periodista madrileña, nacida en 1905, activista que trabajó como costurera, dependienta, etc., pero que destaca por haber dejado un legado escrito muy amplio en artículos, obras de teatro, cuentos, novelas... Murió de accidente de coche en el exilio mexicano en 1964. Su ideología le llevó a apoyar a Clara Campoamor y su pasión le llevó a estrenar con Rafael Alberti. Cuando atravesó la frontera francesa, fue reclamada por el Presidente de México y allí se fue. Es fácil encontrar sus obras reeditadas, destacando la principal "Tea Rooms", también colaboró con la prensa de la época: La Voz, Estampa y Crónica. Y este Parque se le dedicó como reconocimiento póstumo.


El Parque Blas de Otero, justo enfrente, o mejor dicho, al otro lado de la calle, pues hasta el barrio cambia, es tan coqueto y está tan dotado como el de Luisa Carnés. El poeta nació en Bilbao, en 1916, dentro de una familia que no andaba mal económicamente, recibió una buena educación aunque diversos avatares del destino cambiaron esta situación. No obstante, cuando llegó la Guerra Civil, se incorporó como sanitario en el ejército, tras la caída de Bilbao y pasar por un campo de reconversión, se incorporó al bando golpista. Su tendencia fue siempre hacia la poesía, aunque estudió y trabajó en cosas que poco tenían que ver, aparentemente. En 1952 se afilia al PCE y comienza su etapa de poeta comprometido, ya no era un desconocido y vive intensamente en diferentes partes del mundo: Francia, Rusia, Cuba...  Su amplísima obra es de sobra conocida y divulgada, así que no voy a hablar de ella porque no me corresponde ni el blog es para eso. Lo importante es que el Parque es una cuña verde, con un nombre evocador de buen recuerdo.

Si un día los quieres visitar, es fácil, el metro línea 7, parada Valdezarza. Una pasarela los une por encima de Sinesio Delgado, desde la que se ve una bonita estampa de "las torres" de Plaza Castilla:


@ 2020, by Santiago Navas Fernández
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario