sábado, 28 de marzo de 2020

SIETE MINI RELATOS CON SONRISA PARA EL CONFINAMIENTO





CARTUJO

Entrégate a Dios, dijeron. Haz de tu vida un sacrificio, dijeron. Ora et labora…

Yo, que no paraba de hablar nunca, elegí este lugar para mayor sacrificio. 364 días en silencio y solo uno para expandirme. Y justo cuando llega, aparece el padre prior y nos dice que estamos confinados por orden del Gobierno.

- ¿Confitados? -pregunta el hermano Gregorio, que como ya es centenario, le permiten hablar.

- Confinados -responde el prior- Así que todo el mundo a su celda y no se hable más.

¿Por qué me haría yo cartujo y no misionero, o sacerdote, por ejemplo?



DIA 10

Día 10 son las 3 de la tarde ¡a comer! ¡No tengo hambre! Me he hecho un curso on line sobre ganchillo, otro del “huerto en casa” (por lo que pueda venir), la pintura holandesa en el Prado, escritura creativa, me he visto 6 capítulos de esa serie que grabé hace un año y nunca tengo tiempo para ver… 

Vale, como, pero no tengo ganas, aunque la ansiedad me hace devorarlo. Una siesta para compensar. Me despierto abrazado al pomo de la puerta de la calle, he tenido otra pesadilla, estaba “confinado”. Es la hora de aplaudir, allá voy.


miércoles, 25 de marzo de 2020

EL HOYO



¿Puede volver don Quijote y Sancho Panza a nuestra sociedad? ¿crees en los milagros, en los fantasmas, en las apariciones?

EL HOYO es una película española de Netflix cuya base de partida es una cárcel, futurista, donde los condenados conviven de dos en dos por planta en una celdas que tan solo tienen un camastro, un lavabo y un inodoro, abiertos. En el centro se abre un gran hueco, el hoyo, única forma visible de comunicación entre celdas. Así que, de forma vertical, varios pisos albergan una siniestra penitenciaría. Y los reclusos son trasladados aleatoriamente, entre sus pisos. Lo de la comida es otro tema inquietante.


sábado, 21 de marzo de 2020

SORPRESA (un cuento apocalíptico en 5 entregas)



¿Qué es "SORPRESA"? pues un cuento simplemente apocalíptico, sencillo, hecho a base de 10 mini cuentos que van a salir de dos en dos a partir del lunes 30 de marzo en mi otro blog, "el friki", el de los zombis.

Si quieres leerlo por entregas, hasta el viernes incluido, todos los días a las 17 horas (horario de Madrid, España), lo encontrarás pinchando en: Diario Zombi de la Isla de Ocelos 

Te planteo un juego, la foto, que es mía ¿dónde la hice?. Al final de cada relato incluiré una pista en la pos data. 


@ by Santiago Navas Fernández

miércoles, 18 de marzo de 2020

LA MADRE ENOJADA




"El brujo se presentó ante la tribu y dijo: la Madre está enojada y ha temblado". Así comenzaba la historia que Ro se disponía a leer. Era el libro que le regaló su amiga María, estaba enamorado de ella, por tanto, cualquier cosa que viniera de sus manos, la tomaría con pasión, a pesar de que ella se hiciera la loca ante sus insinuaciones.

Ro estaba en el hospital desde hacía unos días. Era inmunodeficiente y había sufrido un brote, por lo que le habían aislado, como otras veces. Pero no en casa, esta vez en el hospital. Estar aislado no era para él un problema, de hecho tenía elaborada una guía "El camino de las musarañas". Puede que lo hiciera público cuando le mandaran a casa, para que sirviera de ayuda a los que ahora entraban en aislamiento.


jueves, 5 de marzo de 2020

MARIA



Ayer fuimos a ver a María. Estaba dormida. La tienen así, dormida. 

La madre no nos habló, no podía, sólo lloraba. Su padre nos agradeció la visita, pero nos advirtió que María no podía oírnos, ni vernos. Estará así un tiempo, no saben cuánto.

Su primo nos contó algo más. Los médicos dicen que es posible que María se despierte de vez en cuando, pero no será consciente, ellos seguirán su caso, podrían controlar cuando duerme y cuando se despierta, pero de momento no intervendrán. Su primo nos ha mirado, él sabe. Ángel no ha venido, sabe que no puede, que no debe venir, aunque no haya sido culpa suya.

Luego nos hemos marchado y hemos hablado de cómo ocurrió todo. Hace una semana estábamos de excursión, los seis. A Ángel le gustaba María, a ella no le gustaba él, pero no le caía mal. Eso lo sabíamos, lo que no sabíamos es qué era una fobia y tampoco que María sufría una respecto de las arañas. Nos lo contó luego su primo. Alguien sacó una de pega, de esas que se utilizan para gastar bromas, y la puso sobre la mesa. Las chicas gritaron, los chicos nos reímos haciéndonos los hombrecitos. El juguete fue rodando de plato en plato entre la algarabía de todos ¿de todos? no, María estaba quieta, con los ojos muy abiertos, sin decir ni hacer nada, petrificada. Su primo lo gritó: le daban pánico las arañas, pero Ángel quiso hacer la gracia y se la echó encima de la camisa. La cara de María cambió, era horrible, comenzó a sudar, a ahogarse, se puso blanca... El primo la quitó de un manotazo y la arrojó al fuego. María volvió poco a poco en sí.