miércoles, 2 de febrero de 2022

SERIE PASEOS, PARQUES Y JARDINES DE MADRID LXIX: EL BARRIO DE LAS TABLAS EN UNA ZANCADA.


Saltar de Sanchinarro a Las Tablas es muy sencillo si no fuera porque los separa una frontera artificial: la A1. Aunque pertenecen a distritos diferentes (Hortaleza y Fuencarral-El Pardo respectivamente) son barrios similares en su creación y uso, con muy diferenciadas zonas empresariales y de oficinas respecto de la dedicada a viviendas, y buscando, hasta encontramos alguna de las viejas casas bajas típicas del entorno de Madrid (ver foto bajo este texto). Ambos barrios nacieron de similares actuaciones efectuadas en el año 2002 por aplicación del PAU surgido en el Plan General de Ordenación Urbana de 1997. Las Tablas es parte del barrio de Valverde, encajonado entre la A1 y las vías del tren, línea Madrid-Burgos recién sale de la estación de Chamartín; por el norte supera la M40 lo suficiente como para albergar la sede de Telefónica a través de la Ronda de las Comunicaciones y justo donde acaba, linda con Alcobendas, a un lado con Sanchinarro y a otros con los barrios de MonteCarmenlo, Tres Olivos y el casco histórico del antiguo pueblo de Fuencarral.


Aclaremos que el barrio surgió a raíz de aquella Ley del Suelo que estableció que todo aquel terreno no protegido era urbanizable, sin embargo, el proyecto se paralizó hasta después de saber que Telefónica iba a construir allí su sede, lo que generó revalorizaciones de hasta el 600% en los terrenos; una vez instalada dicha sede y con la llegada de otras empresas como la Ciudad Financiera del BBVA, la construcción finalizada subió de precio y los alquileres se pusieron al nivel del centro de Madrid, a pesar de que las prestaciones del barrio aún eran muy escasas. En definitiva, otro barrio más fruto de la especulación que de la necesidad, o mejor dicho, de la necesidad se ha aprovechado la especulación. En cuanto al nombre, puede deberse a la configuración de terrenos que hubiera antes o a algún arroyo que discurriera en el entorno ¡quién sabe!; de la denominación de sus calles, lo que primó fue el recuerdo del Camino de Santiago, desde la avenida principal a otras calles, avenidas y plazas cuyos nombres corresponden con poblaciones a lo largo  del Camino, o personajes históricos relacionados con el mismo. Una pincelada de color que distraiga al caminante, pues la ruta a Compostela desde el centro de Madrid, no pasa por aquí (al menos los senderos reconocidos por la Comunidad).

Vamos a iniciar el paseo por la Ronda de las Comunicaciones que entre Alcobendas, la M40, la A1 y la M603 alberga el denominado Distrito C de Telefónica, sede de la compañía desde el 2011. Proyecto del arquitecto Rafael de la Hoz, comprendía 370.000m2, de los cuales 140.000 fueron dedicados a levantar trece edificios de oficinas: cuatro con diez plantas ubicados en los extremos en forma de torres, cuatro de cuatro plantas, cuatro de tres plantas y uno más denominado central, además de un Centro Comercial y otros servicios integrados en ellos, una especie de ciudad "con todo". Rodeada por 22 hectáreas para ajardinar, según un convenio con el entonces alcalde de Madrid Ruiz Gallardón, por el cual el Ayuntamiento se haría cargo de construirlos, dotándolos exactamente con un bosque urbano de unos 2.000 árboles, dos hectáreas de césped, 3.000 plantas trepadoras y varios miles de arbustos. A cambio Telefónica financiaría el Metro Norte que, desde Tres Olivos llega a Alcobendas y San Sebastián de los Reyes. El complejo contiene la mayor acumulación de cristal conocida, lo que contribuye a un ahorro de energía lumínica en torno al 42%, lo que se suma a un 15% en invierno y un 34% en verano de uso de menos recursos para climatización, reduciendo la emisión de CO2 en unas 5.000 toneladas anuales. Por todo ello, acumula diferentes premios internacionales.

Se puede pasear por el interior del patio, disfrutar de la vegetación, del estanque central, de los rincones de tranquilidad... nadie te va a preguntar. Y es bastante recomendable que lo hagas, pues además del jardín, podrás admirar dos esculturas:

"Homenaje a la Comunicación" de Pepín Carrera, un bilbaíno desde los 7 años que nació en 1935 en Madrid (ya sabéis que los de Bilbao nacen donde les parece bien) y se dedicó al arte de una forma discreta hasta que un directivo de Telefónica descubrió esta obra en 2010 y la compró para instalarla en la entrada al edificio central al que se llega desde Las Tablas, precisamente. Realizada en hierro, pesa 20 toneladas y alza casi cuatro metros, sirvió para iniciar el proceso de cambio de imagen de la Compañía y fue inaugurada con la encantada asistencia de 1.200 directivos. El autor confesaba que se inspiró en sus recuerdos sobre los viejos teléfonos para elaborar la obra. Pepín falleció en enero de 2013. Fue uno de los fundadores del Grupo Emen, junto a artistas como Agustín Ibarrola, María Dapena y Vicente Larrea, que trabajó para enmarcarse en las nuevas tendencias artísticas del momento.

En los jardines del patio central encontramos la "Mesa de Omar Khayyam IV", una obra de Eduardo Chillida creada en acero corten, jugando con los espacios y volúmenes que dejan pasar la luz, quiere simbolizar la búsqueda del conocimiento; es como si el escultor brindase, en forma de homenaje al citado, una herramienta dónde pudiera seguir con sus experimentos: "el mundo es un grano de polvo en el espacio y la ciencia de los hombres la palabra...". Omar Khayyam IV fue un matemático, astrónomo y poeta persa que vivió entre el XI y el XII, introductor del año bisiesto en el calendario, cultivó la ciencia y la poesía, de donde destaca su obra recopilatoria, Rubaiyat, de la cual Kiko Veneno musicalizó un poema que posteriormente sería interpretado por Camarón de la Isla. Además cuenta con una escultura propia en la Ciudad Universitaria (la visitamos aquí) y de cuya vida podemos conocer pinchando en Cuandoelvientodejadesoplar.blogspot. En cuanto a Chillida, del cual ya hemos visto más obras en este blog en diversas Zancadas, podemos conocer más de su vida en Real Academia de la Historia.

Y ahora ya, por fin, atravesamos la M40 para adentrarnos en el único jardín, por nombre, con que cuenta el barrio: el PARQUE DE LAS TABLAS, que en este tramo se extiende pegado a la M40, gira a lo largo de la A1 hasta que llega al cruce de la Avenida de Niceto Alcalá Zamora, procedente del barrio de Sanchinarro justamente donde se encuentra el kilómetro 0 del ANILLO VERDE CICLISTA, sobre el que hablamos ampliamente en la Zancada correspondiente, ver aquí. Caminamos entre Chopos negros y Plátano de sombra, alguno Pinos piñoneros, Almez, Nogal del Cáucaso, Ciruelo Púrpura, Ciprés, Sauce Llorón y alguna especie más. 

La avenida cambia el nombre en la siguiente rotonda y pasa a denominarse Santo Domingo de Silos, se encuentra arbolada de Tilos, Cinamomos, algún Gingo, Ciprés, Aligustre, Almendro, etc. y corre por su interior la línea del ML1 que aflora antes de la estación de Palas de Rey y acaba en la del barrio, Las Tablas, que coincide con la L10 de Metro. 

Desde el citado kilómetro 0 del Anillo, vemos "la Vela", el edificio emblema de la Ciudad Financiera del BBVA. Rodeada de espacios verdes y jardines propios en los que diversas especies crecen bien cuidadas, a destacar los varios ejemplares del Árbol de los Farolitos. Se trata de 114.000 m2 dedicados a la sede corporativa del Banco, siete edificios con los nombres de los continentes (América dividida en dos y la Antártida completan la nómina) en torno a una plaza circular de 100 metros de diámetro, donde se eleva la Vela con 19 plantas, 82 metros de diámetro y 16 de ancho, cuyo nombre fue elegido en un concurso de ideas celebrado entre los empleados. Es un prodigio ecosotenible, todos los edificios se pueden recorrer andando de uno a otro bajo pasillos protegidos por toldos y plantas que se mantienen con agua recogida de la lluvia y/o reciclada. Usa otros sistemas de protección ante el sol, aprovechamiento de la luz solar y economía en el consumo de energía. Diseño de Herzog y Meuron, dos arquitectos suizos del más alto prestigio internacional, cuyo estudio tiene sedes en diferentes capitales del mundo, podéis consultar su pagina web en este enlace herzogdemeuron.com.  

Entre la Avenida de Santo Domingo y el bosque del PARQUE DE LAS TABLAS, transcurre paralela la avenida de Tierra de Melide, donde se suceden los Arce Negundo, Ciprés común, Cedro del Atlas, Tuya, Tilos de hoja grande, Paulonia, Ciruelo Púrpura, Arce Real, Pino Piñonero, Fresno, Liquidambar, et. que desemboca en la Glorieta de Lalín en cruce con la calle Frómista. 

Poco antes de que llegamos a la Glorieta, se cruza la avenida del Camino de Santiago, que nos conduce hacia la estación final del ML1 de Las Tablas, enlace con la L10 del Metro, enfrente de la cual surge una enorme cuña verde que también es parte del PARQUE DE LAS TABLAS. Con similar vegetación a la descrita hasta ahora y zonas de juegos infantiles, su trazado se va elevando poco a poco dejando buenas vistas sobre el barrio. Merece la pena que lo recorramos tranquilamente. Esta formación elevada de jardín se equipara y repite tanto en la zona más pegada a la M40 como a lo largo de la otra zona que corre entre las calles de San Juan de Ortega y de Castiello de Jaca, así como la Senda Ovejero, todo lo cual veremos a continuación, más esta que digo.

Al final de dicha cuña y de la avenida de Santo Domingo de la Calzada existen dos zonas ajardinadas, una a cada lado, que nos dan paso de frente al Túnel de las Tablas en dirección al resto del barrio de Valverde, bajo las vías del tren. El arbolado es similar al que ya venimos encontrando, a sumar el Tilo plateado, Cedro blanco, Cedro de Leyland, Manzano japonés, Olmo de Siberia, Cinamomo, Almendro, etc.


Por encima se encuentra la calle de Isabel Colbrand, totalmente ajardinada en un lateral, que contiene, además del trazado del Anillo y zonas de descanso, diferentes tipos de Fresnos, Chopo de Simón, Ciruelo Púrpura, Palma de Fortune, Álamo plateado, Palmito, etc. que nos conduciría, de seguirla, hacia el principio de nuestro paseo. Pero nosotros vamos a ir hacia el sur, no sin antes decir que Isabel Colbrand fue una cantante soprano española de ascendencia francesa nacida y criada en Madrid en febrero de 1784 ó 1785 (no se ponen de acuerdo los biógrafos) y fallecida en octubre de 1845 en Bolonia, cuya biografía podéis leer en la Real Academia de la Historia.

Paralela a la calle Castillo de Candanchu y entre ella y las vías de la Renfe de la línea Madrid-Burgos, está la SENDA OVEJERO, un camino que hay que recorrer rodeados por Pinos, Plátanos, Tilos, Cinamomo, Acacias diversas, Morera blanca, etc., pero sobre todo muchos Almendros. En la senda nos encontraremos con el Huerto Urbano "El Tablao" y las tapias de RENFE decoradas por artistas anónimos (más o menos).

Paralela se encuentra la calle Castillo de Jaca donde diversas plazoletas interiores cuentan con ajardinamiento propio, zonas de descanso y áreas infantiles para disfrute de los vecinos de los edificios colindantes (y de los visitantes, claro).


Así llegamos hasta la calle Puerto de Somport, una pequeña rotonda donde otro túnel igual que el ya visto, acoge el paso del ANILLO VERDE CICLISTA y cruza bajo las vías del tren, desde ahí volvemos en busca del inicio de la avenida del Camino de Santiago, para admirar un edificio con una curiosa construcción, ubicado en una amplia rotonda.

Esta avenida que incluye un bulevar central ajardinado con Aligustre del Japón, Cerezo silvestre y Acacias de tres espinas a los lados, entre otras plantas, dicen que podría ser la prolongación de la avenida de la Castellana cuando se fragüe el proyecto Madrid Norte. En la cuña esquina con calle de Valcarlos, encontramos la "Fuente Ornamental de Las Tablas", montada en 2005 por iniciativa privada sobre una base de gravilla en un vaso circular con 28 surtidores y 18 focos de luces, sin que se tenga referencia del autor. A su alrededor se ordenan los Arce Negundo, Peral en flor, Liquidambar, Cedro del Atlas, Tilos, etc. La verdad es que la Fuente necesitaría algo más que la acercase al pomposo nombre que hemos dicho que tiene.


Algo más adelante nos cruzamos con la calle de San Juan de Ortega y unos jardines elevados en un largo tramo que contiene varias áreas infantiles que llegan hasta El Palomar y el Aula de Ecología, el cual podemos apreciar desde el mirador en el que acaba en la avenida Santo Domingo de la Calzada, enfrente del tramo que seguimos anteriormente desde la estación del ML1 y L10 de Las Tablas. Esta otra zona del PARQUE DE LAS TABLAS contiene una senda elevada desde dicho mirador y que desciende siguiendo la calle de San Juan de Ortega, pasando junto al Padel Las Tablas (gran instalación deportiva municipal y distrital que cuenta con varias pistas cubiertas y descubiertas, zona de juegos infantiles, aparcamiento, bar con terraza al sol, etc.) y casi acaba frente a la Ciudad Financiera del BBVA. Encontraremos muchas de las especies citadas hasta ahora como el Sauce blanco, Pino piñonero, Arce Real, Árbol de los farolitos, Ciprés de Leyland, Almez, Cinamomo, Roble de los pantanos, Morera, Fresno, Tilo, Olmo de Siberia, Gingo, Álamo temblón, Olivo, etc.

Muy interesante de ver es también el edificio de la Parroquia de Santa María Soledad Torres Acosta y San Pedro Poveda, un poco más arriba de la avenida del Camino de Santiago pasada la instalación de Padel, toda construida siguiendo la tónica de otros muchos edificios del barrio donde destaca el cristal, como en particular el Distrito C de Telefónica que vimos al principio. Levantada en 2012 según proyecto de Belén Gómez Navarro y Tomás Gonzalo Cerezo, cuatro años y pico después de que se celebrara la primera misa en una jaima y un año y medio después de que comenzaran las obras de construcción. Manuela Bibiana Torres Acosta, madrileña que vivió desde 1826 a 1887, cambió su nombre por María Soledad al convertirse en religiosa, su vida podéis leerla en Real Academia de la Historia. San Pedro Poveda, linerense de Jaén nacido en 1874, ejerció de sacerdote católico hasta que desapareció de su domicilio una noche de finales de julio de 1936, al día siguiente apareció con signos de disparos en el pecho junto al muro del Cementerio de La Almudena, su vida podéis leerla también en este enlace de la Real Academia de la Historia.

La avenida del Camino de Santiago en su cruce con el Paseo de San Millán de la Cogolla, forma un gran semicírculo a continuación de la Parroquia, casi. Ahí encontramos unos jardines donde se suceden las filas de Magnolios, Castaños de Indias y Arce Negundo, entre otros. Y en una esquina está el SkatePark de Las Tablas.

El bulevar del citado paseo se configura en ajardinamientos sucesivos creando curiosas formas geométricas que se cruzan por paseos que permiten atravesarlo horizontalmente. También cuenta con zonas de gimnasia y áreas infantiles. Es paralelo a varias de las calles y avenidas que hemos recorrido y que están igualmente ajardinadas. Se vuelven a repetir las especies de Arce, Castaños, Almez, Cedros, Pinos, etc. y añadimos el Taray, Mimosa plateada, etc. Al final, abajo de todo, se ve la Vela del BBVA.

Una vez llegados aquí, podemos buscar la ML1 para volver, si no hemos venido en nuestro vehículo, saber que es bastante fácil aparcar salvo en las proximidades de Mediaset o la Ciudad Financiera. En todo caso, nuestro paseo se ha acabado.

No puedo acabar sin aclarar que a ciertos tramos del PARQUE DE LAS TABLAS se les conoce, respectivamente, como el Bosque de las Tablas y como el Monte de las Tablas (ver fotos sobre este texto), son los que van junto a la M40 y luego giran junto a la A1, pero que conste que la única separación entre ambos tramos es la carretera que pasa bajo la M40 hacia el Distrito C de Telefónica. Y por cierto, como curiosidad, añadiré que en Google aparece asignado el nombre de un ciudadano que hizo una propuesta de mejora a través de la página "Decide Madrid", donde se pueden hacer sugerencias al Ayuntamiento, ¡contento debe andar él de que "tito gugle" asigne su nombre a un parque!. Y también es bueno recordar el proyecto Madrid Nuevo Norte que afectará más o menos directamente a este barrio, como hemos dicho antes, y a muchos otros del entorno, así que daros prisa a verlo ahora y, con un poco de suerte, podréis comparar con el que surja tras dicha transformación, cuya actualidad podéis seguir en distritocastellananorte.com.


@ 2022, by Santiago Navas Fernández

P.D.- las fotos están tomadas en invierno, así que habrá que repetir en verano y cambiar más de una. No obstante, como podéis ver en el tramo de la Senda Ovejero hay unos almendros ya florecidos que son una delicia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario