jueves, 12 de noviembre de 2020

SERIE PARQUES Y JARDINES DE MADRID XXIV: LA SENDA REAL, PRIMERA ZANCADA DE LA GR-124.



La SENDA REAL, ruta GR-124, es el camino que desde hace varios siglos comunica el centro de Madrid con la sierra de Guadarrama. Dicho así, al pronto, casi 50 km de caminata en dos jornadas mínimo. Pero sólo os voy a dar referencia de 7 de ellos, cómodos y ligeros, que constituyen el tramo más urbano del municipio de Madrid. El tramo en concreto, va desde Príncipe Pío hasta donde dobla la M30 antes de enfrentar la M40, junto a la calle Arroyo del Fresno, muy cerquita de la "Quinta 17 de octubre"; ¡sí, hombre! la que fue residencia durante su exilio español de Juan Domingo Perón, de la cual hoy no queda nada, pues otro famoso compatriota suyo la compró ya hecha un solar y construyó chalés que seguro que vendió a buen precio. Pero eso es otra historia, nos pararemos ahí en nuestro recorrido porque a partir de entonces podemos tomar por el ANILLO VERDE CICLISTA (ver aquí) o por la SENDA FLUVIAL DEL MANZANARES (ver aquí), porque el GR-124 de momento, se sale de los límites de Madrid capital, nuestro objetivo.


El origen de la Senda Real es el camino que, desde el Alcázar Real, pretendía llegar hasta la residencia, o cazadero, habilitado en El Pardo por Enrique III de Castilla y del cual hablamos largamente en el artículo sobre dicho Real Sitio. En cuanto al Alcázar, el original se quemó y fue sustituido por un Palacio que iría ampliándose con el tiempo. El camino descendía desde éste, buscando la vega del río Manzanares, a lo largo de la cual numerosos agricultores tenían sus explotaciones aprovechando la cercanía del agua y de la multitud de arroyos que bajaban hasta dicha cuenca. Las únicas referencias cartográficas se encuentran en el plano de Pedro Texeira de 1656, donde aparece marcado a partir de la actual Glorieta de San Vicente; y el plano dibujado por los franceses en 1808 cuando rodearon Madrid con aviesas intenciones.

Aprovechando la frondosidad, en tiempos de Fernando VI, se instaló un Parque Botánico en El Soto de Migascalientes, que en 1866 daría lugar a la Escuela de Ingenieros Agrícolas, germen de la Ciudad Universitaria y luego una planta de Compostaje que hoy existe y de la que hablamos en el artículo sobre la Ruta Fluvial del Manzanares). El camino, como digo, atravesaba en su origen tierras de labor, por lo que podemos imaginar que los labriegos saldrían a saludar a los reyes cuando pasaran en sus carruajes y este parece ser el motivo por el cual María de Parma, esposa del frágil Carlos IV, le hizo comprar cuanto terreno pudo para aislar el camino y así no tener que asomarse la señora (se ve que le cogía frío a ella). Lo que a la postre daría lugar al Real Sitio de La Florida que comprendía lo que hoy es el Campo del Moro y Virgen del Puerto, avanzaba por la ribera del Manzanares y continuaba en dirección norte hasta El Pardo, como vemos en otra zancada de este humilde blog. 

La Senda Real, con el tiempo, se prolongó para unir El Pardo con Colmenar Viejo, Tres Cantos y Manzanares el Real, hoy famoso por ser lugar de retiro obligado de políticos (es un chiste, no se rían). En total recorre 47,5 km adaptados a las nuevas circunstancias, vericuetos y construcciones, tras un período de olvido. Como recuerdo nos queda "el mojón real", que en realidad es un mojón de carretera que señalaba la distancia a destino y que vemos en la foto de portada de esta Zancada, está junto al Anillo, GR-124 y la M30 - carretera de El Pardo, mirarlo bien porque la medida que da es en "leguas".

La construcción de la M30 en los años 80, hubiera supuesto la desaparición del sendero de no intervenir unos avispados voluntarios. Desde 1998, Ecologistas en Acción, Coordinadora Salvemos la Dehesa de la Villa, Plataforma Salvemos la Casa de Campo y diversos profesionales procedentes de diferentes instituciones, desde el Ministerio de Fomento hasta el Consorcio Urbanístico de la Ciudad Universitaria, iniciaron una serie de acciones para preservar este camino, tales como la marcha popular en octubre de dicho año por el sendero y que se consolidaría en sucesivos años en varias jornadas seguidas, a pesar de su inauguración oficial justo al año siguiente y la homologación recibida por la Real Federación de Montañismo.

El Plan General de Recuperación del Sendero Real se aprobó por el Ayuntamiento de Madrid en el año 2000. En 1990 la Asamblea de Madrid había instado a las instituciones a cuidar y fomentar el uso de dicho sendero, reconocido con el nombre de GR-124 según la homologación en la denominación de estos recorridos. La idea era poner en valor los lugares por los que transcurría y permitir un camino sin vehículos que llegara a la sierra de Guadarrama. En Manzanares el Real enlaza con el Camino de Santiago y con la GR-10 que atraviesa la Península desde la costa mediterránea hasta la atlántica en Portugal.

En dicho año 2000 la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad, financió la edición de un plano de la SENDA REAL cuya elaboración asigna a Ecologistas en Acción, por el cual recibe del Ayuntamiento el premio a la Mejor Iniciativa Ciudadana, pero nada más. Comienza el momento de adecuar el camino, construir los pasos que se cruzan con las grandes carreteras y de recuperar parte del ancho a la altura del Club Puerta de Hierra con el retranqueo de sus muros para dejar un espacio suficiente. Así mismo, Patrimonio Nacional actúa en el territorio que gestiona en El Pardo y los sucesivos municipios del recorrido acogen su construcción con entusiasmo. Algo más tardó el Consorcio Urbanístico de la Ciudad Universitaria en aportar su granito de arena para el establecimiento de su parte del recorrido, que no concluirá hasta 2009. En el 2007 se terminó el ANILLO VERDE CICLISTA que usa una buena parte de este recorrido. 

En la reconstrucción de la Senda se planifica y realiza el alisado del camino, puentes y vegetación, predominando la más apropiada al clima, respetando las características de la zona y dotando en su caso, de elementos que eviten la erosión y den sombra, entre el camino y la carretera M30 se plantan trepadoras que separen visualmente uno de otro. Y se mantienen en los tramos originales, los plataneros que ya venían de años anteriores cuando aún el camino tenía su uso correspondiente, de hecho, cuando unos soñadores (Félix Sánchez, Juan García, Jesús Sánchez y Marcos Montes) empezaron a buscar indicios de la antigua Senda, se encontraron con varios de ellos alineados por San Antonio de la Florida, plantados en 1794 por el jardinero Pierre Boutelou (dice la leyenda que Goya pintaba a la sombra de ellos en la actual entrada al Parque de la Bombilla, ¡pero como no hay fotos que lo demuestren...!). Se ha intentado imitar el estilo existente en el mobiliario urbano como bancos o fuentes (inutilizadas, llevaros agua) y se han dotado paneles informativos, por desgracia, algunos de ellos vandalizados por grafiteros idiotas. En fin, vamos a la ruta:

Volvamos al punto de salida, desde allí tomaremos la acera del Paseo de la Florida hasta la Ermita de San Antonio (que no se me olvide citar Casa Mingo ¿eh?); a continuación nos adentramos en el PARQUE DE LA BOMBILLA (visitado aquí) donde transcurre a través del paseo central y completamente recto que desemboca en la PLAZA DE LA REPÚBLICA DE CHILE tras pasar por debajo del Puente de los Franceses (¿a qué no sabéis porqué se llama así? ¡pensad, pensad, que es lo que parece), aquí cruzaremos las grandes avenidas que sirven de entrada y salida a Madrid por los correspondientes semáforos, bajo la Carretera de Castilla; casi enfrente encontramos una especie de calle entre la parte trasera del Colegio Mayor Marqués de la Ensenada y la salida hacia la M30 desde la Avenida de Valladolid, nos avisa un panel del Sendero Real que, como veis en la foto, está algo deteriorado por culpa de los tontos de spray de pintura.

Al lado hay un paso a nivel que cruza enfrente, donde se sitúa el Escuadrón de la la Policía Municipal y entre otros servicios, la Banda Municipal, bien, pues si nos molestamos en cruzar veremos que por delante de la reja que rodea dicho espacio, hay otra un tanto deteriorada, de poca altura y con filigrana que en realidad, no pega nada con el conjunto; esta verja procede de una remodelación efectuada en la fuente de Cibeles en 1895, que la situó en el centro de la plaza, mirando hacia Sol (la fuente, no la reja, desde que se instaló un siglo antes, estaba en un lateral y mirando hacia Atocha) y se la rodeó de dicha verja que fue retirada en la primera decena del siglo XX y se guardó en los almacenes municipales, hasta que unos cincuenta años después se decidió instalar en su actual emplazamiento, eso sí, no le vendrían mal algunos cuidados básicos. Seguimos en paralelo con la M30 a la izquierda, a la derecha diferentes construcciones universitarias más, hasta divisar el Palacio de la Moncloa sobre su atalaya (no intentéis entrar, no es por ahí). 

Cruzamos con mucho cuidado la carretera porque es una entrada desde la autovía y seguimos adelante hasta encontrarnos con el Hospital Clínico Veterinario y el Museo Veterinario a continuación, salvaremos el cruce con la A6 pasando por debajo de ésta (está bien indicado), no es el único túnel, nos encontraremos con otro al final de nuestra jornada, ya veréis...

y subimos un poco para alcanzar la parte baja de la Ciudad Universitaria en su cruce con la calle Sinesio Delgado antigua Carretera de subida a la Dehesa de la Villa, aquí fue construida una pasarela que nos ofrece una visión panorámica muy interesante sobre la A6; al otro lado de dicha pasarela, recibimos el ramal de la Dehesa de la Villa, de 2 km de longitud y que baja siguiendo el trazado de la antigua carretera.

La variante de la DEHESA DE LA VILLA (ya hablamos en el artículo correspondiente a dicho Parque, ver aquí) llega hasta aquí por los terrenos de Puerta de Hierro, de cuyo club de golf veremos las tapias enladrilladas, también en esta zona se pueden apreciar claramente las trincheras construidas durante el triste período de la Guerra Civil y llega hasta la confluencia de la Avenida Complutense con la de Miraflores y la propia subida de la calle Sinesio Delgado, en la cual se sitúa el archivo del Instituto de RTVE. la presencia de este edificio desvía el camino, por lo que debemos abandonar el sendero entre pinos y salir a la acera, tras cruzar los semáforos correspondientes  volvemos al interior de la Dehesa, llegando hasta la entrada del IES Virgen de La Paloma, donde se supone que este camino secundario de la Senda Real enlazaba con la Vereda de Carabineros que, como contamos, provenía de los Reales Sitios de El Retiro a enlazar con el citado camino de El Pardo. 

Pero sigamos la Senda Real, que discurre entre la M30 y las tapias del club Puerta de Hierro, las que hubo que retranquear para poder hacer un sendero en condiciones, aunque la ampliación se quedó corta, como veréis si os cruzáis con bicicletas (hay que estar atentos para dejar paso cortésmente unos y otros), también podemos ver el "Mojón Real" (sin chistes, por favor) que señalaba el viejo camino y el punto kilométrico. 

Dejamos a la izquierda la Puerta de Hierro, encerrada en una isleta sin acceso peatonal, por lo que allí la comunidad de conejos vive a sus anchas, se les pude ver sentados al sol al amanecer y a la caída de la tarde. La Puerta de Hierro fue la salida hacia El Pardo que mandó construir Fernando VI tras vallar todo el Real Sitio; posteriormente, por su arco central pasó el tranvía de la línea La Florida-El Pardo y estuvo accesible hasta que se trasladó apenas los metros suficientes para dejar pasar las carreteras que la circundan.

Un poco más adelante y a continuación del Puente de San Fernando sobre el Río Manzanares, esta el centro Playa de Madrid (antes conocidísimo "Parque Sindical"), e insisto, hablaremos ampliamente y veremos un ilustrativo vídeo de la Filmoteca Nacional, en el artículo sobre la SENDA FLUVIAL DEL MANZANARES, no os lo perdáis que os va a encantar, en particular si sois de las generaciones que lo conocisteis.

En ese punto más o menos, es donde se funde con el ANILLO VERDE CICLISTA que rodea Madrid, el cual se cruza de orilla a orilla del Manzanares y crea otras rutas dirección noroeste, además, cuenta con larguísimos pasos peatonales que cruzan sobre la A6 con maravillosas vistas, en especial los días de atascos. 

Poco más adelante llegamos hasta la calle de Arroyofresno, donde el Anillo Ciclista se vuelve hacia Madrid y por donde tomaremos también para salvar el cruce de la M30 con la M40 y la calle Cardenal Herrera Oria, aunque ya no continuaremos en pos del SENDERO REAL que nos lleva a El Pardo siguiendo un sendero semejante a la SENDA FLUVIAL DEL MANZANARES. Nuestra Zancada de hoy se acaba aquí, el resto del camino, ruta GR-124 suma otras etapas que nos llevarán hasta los montes de El Pardo, el Soto de Viñuelas, Tres Cantos, Colmenar Viejo y Manzanares el Real (y ya puestos, no olvidar que allí se enlaza con el Camino de Santiago y la GR-10 que cruza del este al oeste de la Península). 


De regalo, poco antes de llegar a este final podemos parar en un pequeño Parque Infantil llamado, como no podía ser de otra forma, PUERTA DE HIERRO, que nos encontramos sin esperarlo y, si queréis, podemos asomarnos también a la Capilla del Puente, dedicada a Santo Domingo de la Calzada, construida en uno de los ojos que sostienen la carretera M30 que aquí gira y toma el nombre de Avenida de la Ilustración.


¿Y ahora cómo me vuelvo?...


@ 2020, by Santiago Navas Fernández

No hay comentarios:

Publicar un comentario