viernes, 10 de abril de 2020

3ª parte: SIETE MINI RELATOS (más uno de propina) CON SONRISA PARA EL CONFINAMIENTO




DIA 28 DEL TERCER MES DE CONFINAMIENTO

Esta tarde, mientras leía tranquilamente un libro, mi mujer me ha chistado, ella nunca me chista a no ser que esté enfadada. Me he echado a temblar, la he mirado a los ojos y ella me ha dicho:

- ¡Tu tienes un amante y te ves con ella!

Y luego dice que no es celosa.



TRI ANTEPENÚLTIMO DIA DE CONFINAMIENTO

Abro el armario de la entrada… ¡joder, y que no baja el papel higiénico almacenado! 

- Paco, tráete más papel que luego ya sabes.

Tres carros llenos traje. Y ahora resulta que estamos todos con estreñimiento. Un atasco más grande que el de las carreteras a la playa del día que levanten el confinamiento. Será la falta de ejercicio, en fin. Menos mal que ya he visto que no caduca, vamos a tener para disfrazarnos la familia entera de momias por Hallowen y usarlo como confeti en Navidad.  




DÉCIMO SÉPTIMA PROLONGACION DEL CONFINAMIENTO

¡Madre mía, madre mía, madre mía! ¡que han prolongado el confinamiento quince días más! ¡¡¡solamente!!! No es posible, yo necesito un mes, bueno, puede que hasta dos y si fueran más, aún mejor. Pero señores del Gobierno ¿ustedes saben la cantidad de webs de películas, teatros, conciertos, revistas, prensa, libros, música, etc. que puedes entrar gratis y bajarte, ver, leer, etc.? Y además sin tener que ir a trabajar.

¡¡¡Por Dios!!! Un mes, dos, tres… bueno, ni pa ti ni pa mi: seis meses, y ya si eso, lo vamos viendo.  



ÉL Y NOSOTROS

ÉL: ¿Lo dije o no lo dije? ¿a que lo dije? 
NOSOTROS: que síiiiiii
ÉL:  Lo estaban diciendo hasta en Discos Chanel… 
NOSOTROS: ¿chanel? número 5, seguro
ÉL:  y os lo dije, se está preparando una ¡de órdago! Los chinos se quieren merendar a los yanquis y a Europa
NOSOTROS: bocas tienen, desde luego
ÉL: en las profecías de San Ponciano Parturiento se dice…
NOSOTROS: Espartano, San Ponciano Espartano, pero tu sigue, da igual
ÉL: “una mancha amarilla tapará el Mediterráneo y hundirá las barras y estrellas” Si estaba clarísimo, pero como no se me hacéis caso porque el Paco está loco 
NOSOTROS: pshé, lo mismo va a ser eso, que te tenemos manía
ÉL: pues así nos va. ¿Y cuándo me echaron de la Moncloa?
NOSOTROS: ni entrar te dejaron, el tío en la puerta chillando como un loco “que viene el fin del mundoooo”
ÉL: Pues ahora, aquí estamos, encerrados hasta que nos muramos como perros. Hace un año que lo dije y ná de ná 
NOSOTROS: que sí, cuñaoooo ¡todas las tardes así!
ÉL: ¡un desastre!, si me hubieran hecho caso… ¡encima, que aplaudamos por el balcón! ¿a qué nos pillamos una pulmonía? 
NOSOTROS: por Dios, que se acabe pronto el confinamiento o lo tiro por la ventana en mitad de los aplausos ¿eh? 



EL RITO

La lista de la compra en el bolsillo izquierdo, la tarjeta para pagar en el derecho, la mascarilla, los guantes, las gafas, me cubro, me cierro y me coso la cazadora. Cinco bolsas de basura acumulada en una mano y en la otra “el carrito”. Ya estoy listo para ir a “la compra”. Total, 10 minutos en prepararme, a ver si mejoro la marca.

Y al regreso… ¡cuidado con lo que tocas! Me quito los guantes siguiendo las instrucciones y los tiro a la basura. Me lavo las manos cantando el “cumpleaños feliz”. Paso la bayeta con desinfectante por el carro, por los zapatos, por la mascarilla (hay que reciclarla), por las llaves, por los pomos de la puerta, por las gafas, por la tarjeta de crédito, por la cazadora (que es de plástico) ... me vuelvo a lavar las manos. Saco del carro los productos uno a uno, limpiándolos, lo más entretenido son las mandarinas y los huevos. Me quito la ropa, la echar a lavar y en pelotica picá, recorro el pasillo para ir a la ducha…

Total, casi media hora ¡Puf! Hasta la semana que viene.     



HASTA EL …OÑO !!

Que mira, que sí, que lo sé, que es por el maldito virus este, ¡pero …oño!, que me estoy haciendo una marujona y no, no es esto. Me levanto y a ver la tele, hacer la comida, lavar la ropa, planchar, limpiar la casa ¡hasta el ...oño estoy! Que no hago otra cosa. Y mira que hago gimnasia con el yutub ese, pero da igual, el culo como un tambor, la barriga como una foca… Y encima el pesao de turno con las vídeo conferencias por privi ¡será guarro! Que no tiene una, ganas de ná, más que de arreglarse un poco y salir “a correr el tacón” con la pandi ¡anda ya! Que tengo los ojos como un panda de tanto llorar.

Hasta el …oño estoy !!



LA PROCESION

A ti que no querías “ir de procesiones” nunca, a ti que solo querías playa, o montaña, a saber, ahora pones la tele y las ves en diferido, las del año pasado claro. A ti, que aplaudes a ese “guasap” que te mandan de marchas procesionales y nazarenos, de esas fiestas que se organizan desde el balcón para mantener la tradición, a ti, que se te escapa una sonrisa de complicidad cuando te mandan velitas y fotos de santos recordando al Gran Poder, al Cristo de Medinaceli, a la Macarena, a la Esperanza… Hasta te has visto “La túnica morada”, “Los doce apóstoles”, “Sansón y Dalila”, “La historia más grande jamás contada” y no sé cuántas películas religiosas más… ¡Quién te lo iba a decir! ¡Tu, que no pisabas una procesión desde que desdoblaron la nacional y la hicieron autovía! A ti, que llevas la procesión por dentro… 

¡Si Paco a ti, no mires para otro lado! El año que viene, la Semana Santa en el pueblo, ¡te pongas como te pongas, Paco!



LA NEURONA

Hola, soy la neurona, la del autor claro (es hombre, sólo me tiene a mi). No es que vaya a decir que estoy harta del confinamiento, no, de lo que estoy harta es de él ¡qué tío! Me hace trabajar a destajo, soy una heroína, su cerebro de zombi no da para más y todo lo saca de mi, me tiene súper explotada, así que he decidido no seguir dictándole ideas, que tengo que escribírselas una detrás de otra, encima, para que luego él se lleve la fama, aunque otros carguemos la lana. Así que ya lo sabéis, aquí se corta “su” ingenio. Espero que os hayan gustado los 21 mini relatos y os haya arrancado una sonrisa con las tres entregas, para compensar un poco estos malos momentos. Con todo mi cariño y con la correspondencia del autor… ¡un millón de ánimos, ya queda menos!


 @ by Santiago Navas Fernández

1 comentario:

  1. Que grande eres Santi. Por lo menos me has sacado una sonrisilla, que en estos tiempos ya es dificil. Gracias.

    ResponderEliminar