domingo, 8 de agosto de 2021

SERIE PASEOS, PARQUES Y JARDINES DE MADRID XLVII: DEL TETUAN DE LAS VICTORIAS AL TETUAN DE LOS JARDINES, UN SUEÑO POR ALCANZAR


Vamos a dedicar algunos artículos al distrito de Tetuán aprovechando que vivo en él y casi, casi nací aquí. Lo vamos a recorrer por barrios en sucesivos artículos que irán saliendo tras este. En ellos veremos zonas no visitadas en otros recorridos anteriores, aunque haré referencia a los ya publicados. Pero antes de echar a andar, quería decir que existen verdaderas montañas de información sobre Tetuán: blogs, libros, vídeos... así que lo que pretendo es trazar unos recorridos para presentaros el distrito, dar a conocer algunos lugares importantes y saber de la existencia de parques y jardines de su entorno, sobre los cuales ya veremos la particularidad   que tiene Tetuán. Pero antes de nada, voy a hacer una nota introductoria de la historia (abreviada, por supuesto) y circunstancias que ha contribuido a que todo esto existe y sea mi lugar de residencia.




Como dijo Luther King “I have a Dream”, he visto el distrito de Tetuán lleno de jardines, pero ha sido sólo eso, un sueño, “y los sueños, sueños son” que dijo el de la Barca. Ya sé que el título es un poco confuso pues parece ignorar todo lo anterior a 1860 pero es que realmente Tetuán como tal existe desde entonces, aunque lógicamente, el terreno estaba ahí, se llamase como se llamase, de hecho, se conocen vestigios de hace 18 millones de años de animales, como el cráneo de mastodonte hallado entre los barros del suelo, porque el agua es otra de las características de este lugar y, donde hay vida, el ser humano anda enredando, puede que no como contemporáneo “del mastodonte”, pero seguro que después sí. También se han encontrado restos de reptiles, aves, mamíferos… e incluso una tumba visigoda, al igual que en otros puntos de la provincia, pero siempre ligados a la cercanía del agua: Jarama, Manzanares, Henares, Abroñigal, etc. como puede verse en el Museo de la Historia de Madrid y otros puntos de interés.



Alfonso VII regaló unos terrenos de dehesa a la aldea de Madrid en compensación por su heroica contribución a la “reconquista” del reino de Toledo y que conocemos muy mermada como Dehesa de la Villa, dentro de cuyo terreno estaba lo que hoy es nuestro distrito. Madrid, fundada en el siglo IX sobre una atalaya y a la vista del río, tuvo una población escasa, el agua se traía a través de los conocidos “viajes”, de construcción árabe, y de pozos y arroyos propios. Hacia el siglo XII, Madrid era uno más del alfoz segoviano, cuando Alfonso VIII le otorga la jurisdicción hasta la sierra a Madrid, situando dentro del Sexmo de Vallecas a Chamartín, Fuencarral y Fuentelfresno entre otros, que obviamente ya existían. El nombre de Amaniel proviene, según algunos autores, por que Enrique II tenía un ballestero así llamado, Lope de Amaniel, aunque otros autores hablan de un poblado con dicha denominación cerca del Aljibe que hoy se ubica en el Parque Juan XXIII (lo vimos aquí), en todo caso eran tierras dedicadas a la ganadería. Carlos I autorizó desarbolarlas para uso de la agricultura hasta Fuencarral en merma del uso de la Mesta. Sería Felipe II quien convertiría Madrid en 1561 en la capital del reino. Y Carlos IV el que crearía el Real Sitio de la Florida tomando terrenos de dicha Dehesa, que siempre ha sido “recortada” para otros fines hasta llegar a lo que conocemos hoy.


 

No es locura imaginar que se estableciesen pobladores e incluso se agrupasen por intereses económicos y/o profesionales. Tetuán es tierra de barro, luego alfareros debía atraer; también es tierra de agua, pues huertos habría; y, también ganadería, que aprovechase la dehesa. De hecho, se sabe que los nobles la usaban para su aprovechamiento y según creció la ciudad, fue almacén de madera con la que construir y calentarse. La llegada del Canal de Isabel II, pero sobre todo las Acequias o "canalillo" (ver aquí) que distribuían el agua sobrante por dichas tierras, ayudaría a su desarrollo. El Plan Castro aprobado en 1859, extendía Madrid hasta el actual Cuatro Caminos, a partir de ahí se dividía entre Fuencarral y Chamartín de la Rosa, con la Carretera de Francia como eje vertebrador de los nuevos asentamientos. Fue precisamente al año siguiente, según cuentan las crónicas, cuando el General Leopoldo O´Donnell y las victoriosas tropas africanas, tras conquistar la ciudad de Tetuán, regresó a la península instalándose en la Dehesa donde acudían multitud de ciudadanos a admirar al ejército aclamado por todas las autoridades de la época, incluida Isabel II. Para leer la biografía del general, recomiendo el enlace a la Real Academia de la Historia.



Las tierras que constituirían finalmente Tetuán estaban plagadas de merenderos, agua en pozos y arroyos y sombra donde se instalaban para disfrutar del espectáculo, lo cual atraía a más comerciantes, artesanos, etc. La Quinta de Castillejos fue el lugar elegido para instalar el cuartel definitivo, en la actual Remonta, junto a la Carretera de Francia. A su alrededor se creó un núcleo de población importante, dependiente administrativamente de Chamartín de la Rosa, igual que las grandes fincas como la Huerta del Obispo, las Cuarenta Fanegas, la Última Noria, etc. Los emigrantes llegaban a Madrid de todos los puntos de España y los que instalaban sus negocios lo hacían recordando su tierra en los nombres de sus comercios, llegaban con los bolsillos llenos de ilusiones de encontrar en el nuevo territorio la oportunidad de construirse una nueva vida, levantar vivienda propia con un esfuerzo menor en materiales e impuestos, lejos del fielato o aduana que les esperaba a la entrada de Madrid (en la carretera de Francia se situaba donde hoy está, más o menos, el Centro SocioCultural de Tetuán, calle Bravo Murillo 251, pero también se situó a la altura de Cuatro Caminos), el Portazgo se situaba junto al Hotel del Negro. A veces estas viviendas se levantaban por la noche con la ayuda de vecinos y familiares, por la falta de permisos, con materiales de orígenes diversos. En torno al cambio de siglo y sobre todo a primeros del XX, se sigue la estela del nuevo estilo mudéjar madrileño que hoy se intenta catalogar y conservar tanto en Tetuán como en Vallecas, Carabanchel, etc. a través de voluntarios que recorren el barrio fotografiando y apuntando su ubicación.



El 21 de enero de 1880 se nombra alcalde a Felix Ruiz, elegido por los concejales de esta barriada de Chamartín de la Rosa, reunidos en las dependencias municipales que había en la antigua calle de Tetuán (hoy calle del Roble); y en 1935 se establecieron en la actual sede del distrito, carretera de Francia que pasó a llamarse calle de O'Donnell. En 1870 se inicia la construcción de la impresionante plaza de toros que, convertida en polvorín durante la guerra civil, sufrió un accidente que la hizo explotar y quedó arrasada, a partir de ese momento se aprovechó el solar para la celebración de verbenas y festejos populares, hasta que se construyeron los actuales edificios de Bravo Murillo 297, junto a la calle Marqués de Viana. En 1911 el agua llega a las fuentes de las calles de Tetuán, gracias a la Hidráulica de Santillana que instaló un depósito en lo más alto del barrio, pues aunque el Canal de Isabel II pasaba por allí, su cota era muy baja para dar suministro.


 


Con el nuevo siglo llegan las grandes fábricas, las vaquerías productoras de leche, la chocolatera española, las serrerías de Adrián Piera, las imprentas… en una de las cuales, comienza a destacar un joven revolucionario llamado Pablo Iglesias Posse. También llegan los movimientos obreros que recorren Europa, de hecho, en la Huelga de 1917 numerosa población se enfrenta al ejército en Cuatro Caminos, con el resultado de varios muertos y heridos. Algunas barriadas obreras, promovidas por distintas iniciativas privadas y públicas, se levantan al final del siglo por diversos puntos de los actuales barrios de Bellasvistas y Cuatro Caminos en particular, con el cambio de siglo, las leyes de Casas Baratas favorecerán este proceso a lo largo de más barrios, promocionadas a veces por la administración, por manos privadas, pero también por partidos políticos y sindicatos. El metro llega en 1929, diez años después de su inauguración, con la parada que hoy conocemos como Tetuán y allí se detiene la ampliación de la línea 1 hasta 1961.


 

En 1931, la situación política es explosiva. Las masas atacan diferentes iglesias y el ambiente se tensa hasta el punto de que el ejército de La Remonta sale a defender la Parroquia de Nuestra Señora de las Victorias, la cual finalmente desaparecerá durante el período bélico, la imagen de la Virgen aún no ha sido encontrada, los escombros de las partes caídas, servirán para reforzar las casas de los vecinos y, posteriormente, reconstruir el tempo. Al golpe militar, el barrio responde formando milicias, los Salesianos de Estrecho pasan a ser sede de la 5ª Brigada al mando de Enrique Líster, el recién estrenado cine Europa se transforma en comisaría y checa anarquista, el balance es que varios edificios desaparecen y la represión franquista se ceba en Tetuán contra personas y símbolos, además, el barrio queda al margen de la reconstrucción (acordaos de las fechas de extensión del metro como ejemplo).


 

Tras la Guerra Civil comienza la reconstrucción, el desarrollo, el plan Bidagor, la Comisaría de Ordenación Urbana... en 1941 se creó el poblado de casas bajas Gonzalez Villamil en torno a la actual calle de La Coruña que se desmantelaría en los 60 para construir edificios, igual que otros más a lo largo de Tetuán. En torno a 1950 Madrid se fuma el alfoz por decreto, todos los municipios circundantes son absorbidos para hacer más grande a la capital. El proyecto es crear una ciudad al estilo europeo. En 1955 Tetuán se divide en barrios, más o menos los que hay en la actualidad. Y comienzan grandes proyectos como terminar la Castellana hasta plaza de Castilla (incluso lo de prolongar la línea 1 desde Tetuán), AZCA (que se retrasaría más allá de los 80), la ampliación ferroviaria y la estación de Chamartín, la moderna zona de Cuzco, la desaparición de “el canalillo”, la creación u ordenación de los parques de Agustín Rodríguez Sahagún, La Ventilla-Los Pinos, Avenida de Brasil, del General Perón, etc. Las ampliaciones de la Avenida de Asturias, la desaparición de las cocheras de la EMT de Cuatro Caminos-Bravo Murillo, la remodelación del Paseo de la Dirección, etc. En fin, no quiero ni debo ahondar, pues no es el fin de este blog y, además, hay lugares de sobra donde leer y aprender la historia del distrito desgranada en pormenores, sírvanos esta escueta visión para nuestros posteriores paseos.



Del territorio sin nombre definido, anterior al Tetuán de las Victorias pasamos a éste y después, al Tetuán como distrito, siempre como un lugar de acceso a la capital. Miles de emigrantes de otras regiones han vivido aquí y a ellos les siguen ahora miles de emigrantes, esta vez de otros países, que también llegan con sus bolsillos repletos de ilusiones y esperanzas. Un distrito plagado de recuerdos; es necesario mantener la memoria y hay que hacerla compatible con la modernidad. Frente a las casas neomudejar como las barriadas de calle Topete o Hierbanuena, nos encontramos los rascacielos de Azca y Cuzco. Puro contraste, esculturas y jardines en abundancia por un extremo, mientras por otro aún co-existe la precariedad, la falta de servicios y de espacios de ocio y descanso. Frente a la historia respetable, el futuro prometedor.



Hay una corta película montada con fotos del Tetuán antiguo en el canal de youtube del blog tetuanmadrid.com, cuya autora es la escritora Bea Burgos, reconocida por sus numerosos trabajos sobre el distrito. Aquí os dejo el enlace:


En la línea del artículo titulado "un paseo por el ZBS de Villaamil" en el que paseamos por el barrio de Berruguete, visitaremos los demás siempre en busca de zonas verdes y de curiosidades, no sin cierta mirada crítica. También hay que tener en cuenta, que los grandes parques del distrito ya los hemos visitado a través de otros artículos donde se han agrupado con diferentes rutas, si los queréis repasar, aquí os dejo la relación completa de barrios de Tetuán y los enlaces a dichos paseos:

 

-) Bellasvistas:

 

Jardines de Carlos París (es el primero del artículo, ver aquí), jardines de la plaza Rocío Dúrcal, jardines en la esquina de la calle de Francos Rodríguez con la calle Numancia primero y con la Colonia Bellas Vistas después, jardines sin nombre tras la Iglesia del Cristo de la Misericordia en la calle Numancia (todos juntos aquí).

 

-) Cuatro Caminos:

 

Jardines de la Basílica, el espacio AZCA y la Plaza Picasso, la Plaza de Joan Miró con el Jardín de Ghandi, los Jardines de la Avenida de Brasil con los Jardines de la Organización Mundial de Turismo, los Jardines del General Perón y el entorno de la Plaza de San Amaro y el Jardín de la calle de Teresita González Quevedo (ver todos aquí).

 

-) Castillejos:

 

Jardines de la Avenida de Brasil (continuación del Barrio anterior) y Jardines de la Plaza de San Germán (ver aquí) y los Jardines de la Zona de Cuzco (que no son tales, pero son un espacio para el ocio que conocimos aquí).

 

-) Almenara:

 

Parque de La Ventilla, que incluye el Parque de los Pinos (ver aquí).

 

-) Valdeacederas:

 

Parque Agustín Rodríguez Sahagún (ver aquí).

 

-) Berruguete

 

Parque Barón y diversas esquinas de calle con calle, ajardinadas solamente, recorrimos el barrio aquí.



Un reciente artículo titulado EL MAPA DE LAS CALLES SIN ÁRBOLES EN MADRID, publicado en agosto de 2021 en eldiario.es, dice así:

"A la vista de los datos, es obvio que el distrito madrileño con más déficit de árboles en su calles es Tetuán, con un 62 % de sus vías sin árboles. El barrio de Berruguete tiene un 85 % de sus calles huérfanas de verde, el de Valdeacederas un 79% y Bellas Vistas un 62%."

Como veremos en las visitas barrio a barrio y explicamos gráficamente más abajo, hay que tener presente que el 38% de calles arboladas se concentran, en su mayoría, en una parte muy concreta del distrito. Recordemos la Castellana, como un lugar de arbolado, General Perón y el entorno del barrio de San Amaro, Sor Ángela de la Cruz... Así que aún es más grave que solo sea un 38% las calles que tienen árboles.

La web municipal en el apartado estadístico “Parques y Jardines 2020” declaraba para Tetuán, como singulares:

 

Parque de La Ventilla (Almenara; 10,279 Has.), 

Parque Agustín Rodríguez Sahagún (Valdeacederas; 18,504 Has.), 

Jardines de la Basílica (Cuatro Caminos; 0,241 Hras.), 

Jardines de Perón (Cuatro Caminos; 1,8605 Hras.), 

Jardines de la calle Teresita González-Quevedo (Cuatro Caminos; 0,25 Hras.), y 

Jardines de la Avenida de Brasil (Castillejos; 1,6995 Hras.).


 

Como vemos, los grandes parques del distrito se concentran en el extremo noroeste a través de Almenara y Valdeacederas y en la zona sureste entre Castillejos y Cuatro Caminos. Diría más, éstos dos últimos ocupan un área tan concentrada dentro del distrito que se podría dibujar un rectángulo cuyos lados serían el paseo de la Castellana y la calle Infante Mercedes con las calles de Raimundo Fernández Villaverde y San Germán (extensible hasta la calle de Sor Ángela de la Cruz); la ratio de jardines y sombras arboladas que obtendríamos por m2 sería óptimo, pero que al hacer extensiva la proporción a todo el distrito, se queda en nada, demostrando la desigualdad que existe.  Esto sin comparar con otros distritos, en cuyo caso Tetuán queda en muy mala posición respecto del número de población y territorio total. Veamos un mapa donde hemos dibujado el contorno de dicho rectángulo.

 


Y ahora sí, ya podemos pensar en nuestros futuros paseos en busca de los jardines perdidos, zonas infantiles, bancos a la sombra, etc. A continuación, los enlaces por barrios:



-) Berruguete y BellasVistas, pincha aquí.
-) Cuatro Caminos, pincha aquí.
-) Castillejos, pincha aquí.
-) Almenara-Ventilla, pincha aquí.
-) Valdeacederas, pincha aquí.


@ 2021, by Santiago Navas Fernández

 

 

P.D.- Autopromoción: En 2021 tuve el gusto de ganar el segundo premio de Relato Corto de la Casa Vecinal de Tetuán, con un cuento ambientado en la vida en “los altos de Tetuán” cuando aún no era una población, sino una serie de asentamientos de trabajadores que venían en busca de la oportunidad de una vida mejor desde otras regiones españolas, puedes leerlo en mi blog pinchando aquí.

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario