viernes, 5 de noviembre de 2021

SERIE PASEOS, PARQUES Y JARDINES DE MADRID LVII: EL PARQUE DEL OESTE (3ª zancada, de 4), La Naturaleza.



La ROSALEDA RAMÓN ORTIZ debe su nombre al jardinero mayor que en 1955, con el apoyo del delegado de Parques y Jardines, Vicente Salgado, tuvo la idea de construir una nueva rosaleda sobre la base del antiguo JARDÍN DE REPOSO levantado tras la reconstrucción postbélica por Cecilio Rodríguez en la zona conocida como "la Llana". El diseño corresponde al arquitecto municipal Lucio Oñoro Domínguez que se encargó de distribuir simétricamente 328 figuras geométricas en una planta circoagonal rodeadas de pérgolas de sombra, a través de caminos y plazoletas, incluyendo estanques y fuentes diversas que vamos a ver, en 17.700 m2, inaugurada el 24 de mayo de 1957. Así aguantaría hasta la reforma de 1999 que sustituyó los pabellones de piedra caliza por otros de ladrillo e incluyó diversas reformas adicionales.




En la actualidad tiene una superficie vallada de 32.000 m2 en la que viven más de 20.000 rosales de más de 650 variedades, siendo la mayoría de porte bajo y el resto se reparten entre trepadores, llorones, pie alto, etc. Y para su promoción, se celebra anualmente el "Concurso popular Rosa de Madrid" y el "Concurso Internacional de Rosas Nuevas Villa de Madrid". En el primero participa cualquier visitante con interés en hacerlo, vota la que le parece mejor y recibe a cambio una rosa, entre los votantes de la planta ganadora se sortea un rosal. El segundo concurso es más profesional y similar a otros que se celebran en París, Roma, Ginebra, etc.; a los lados de la entrada se colocan en platabandas agrícolas las variedades premiadas en anteriores ediciones y otras que tienen forma de aspa que son las que contienen las del concurso del año en curso. El resto del recinto alberga la extraordinaria colección de variedades de rosas que podemos apreciar a través de paseos, plazoletas y pérgolas. En 2006 la Rosaleda fue galardonada por la World Federation of Rose Societies con el "Award of Garden Excellence", reconociéndola como una de las rosaledas más impresionantes de todo el mundo.


Nos encontramos sobre la superficie elevada que nos permite ver el conjunto de la Rosaleda con la Fuente Preñada, quizá llamada así por la forma del pilón, que también era conocida como la fuente de la juventud, en un claro guiño a la presencia de una Venus joven y hermosa que se luce en el centro. Su escultor fue Federico Coullaut-Valera Mendigutía (Madrid, 1912 - 1989) que la realizó en 1955 en granito. A la espalda cuenta con 38 surtidores a lo largo del lado recto del semicírculo del vaso, que crean una cortina de agua que contrasta con el verde de los cipreses que ocultan el talud trasero. El estilo es propio del academicismo de los años cincuenta, con reminiscencias art-decó a medio camino entre el clasicismo y la figuración abstracta propios de la época.


Frente a ella se alza otro elemento del eje central de agua de la Rosaleda. Una fuente circular llamada Fuente de Primavera de inspiración clásica realizada en piedra en 1955 consistente en una taza aplanada sobre la que un surtidor de bellota derrama un chorro de agua que cae al vaso inferior, al igual que hacen otros 20 surtidores situados en círculo desde dicha taza. Igualmente podemos apreciar a norte y sur, en un eje perpendicular al citado, dos fuentes iguales entre ellas, de diseño inconsistente con el resto de ornamentos, montadas en ladrillo rojo que rodea el vaso donde cae el agua de una pequeña taza, con apenas gracia ni estilo. Se supone que datan de la misma época, sin embargo, no casan con las otras fuentes en absoluto.


Completa el eje central trazado por la Fuente Preñada y la Fuente de Primavera, el Estanque de los Nenúfares que da entrada a la puerta por la calle de La Rosaleda. Se trata de un vaso rectangular de aguas mansas rodeado de rosales en el césped que lo separa de los caminos, cuya quietud refleja los cipreses circundantes, diseñado para contener los nenúfares, tal y como se ve en la foto superior. Acompañan a este estanque otros dos pegados a la verja al norte y sur del recinto, realizados en forma de T y con una pérgola sobre ellos en la que lucen rosales que cuando exponen sus pequeñas flores forman un conjunto de gran belleza. También podemos encontrarnos con vasos de piedra de diferente ornamentación y tamaño a lo largo de nuestro recorrido, su motivo es simplemente decorativo. En los pabellones de ladrillo aún queda alguna placa, como la instalada en recuerdo de SAR doña María de las Mercedes en 1964 que da su nombre a uno de ellos, sin embargo, otras placas que existían aneriormente en conmemoración de su inauguración por el entonces alcalde, conde de Mayalde, o del jardinero Mayor Ramon Ortiz, que da su nombre a estos jardines, desaparecieron misteriosamente. Nos queda la fila de hormigas realizada en metal que ascienden por una de las paredes del primer pabellón.


Sin embargo, sí encontramos casi enfrente del eje central de la Rosaleda pero por fuera, este monumento a Enrique Arroyo (1935-1990). El problema es que está en un lateral de la calle que cae sobre un descampando en pronunciada cuesta y carece de acera, así que hay que admirarlo desde el aparcamiento cuidando que no se nos lleven por delante. Fue encargando al escultor Santiago de Santiago Hernández (que nos suena de otras muchas obras por la ciudad que hemos visto) en 1996, por la Asociación de Floristas Iberoamericanos que él mismo había fundado, precisamente en el lugar donde se celebra el Concurso Internacional de Rosas cada año. Ocupa el lugar que en su día estuvo el monumento a Sor Juana Inés de la Cruz, que fue trasladado al pequeño Parque de Ferraz, integrado en los JARDINES DEL TEMPLO DE DEBOD, donde ahora mismo está en obras por la transformación de la plaza de España, así que no os lo puedo enseñar.


El plano del PARQUE DEL OESTE se asemeja a una gran L en la que el palo horizontal se equipara en extensión al vertical, hasta llegar a la calle de Francisco y Jacinto Alcántara, es decir, excluimos la Rosaleda y el Templo de Debod en esta figura. De forma que éste palo vertical se circunscriba "imaginariamente", al espacio que va desde la avenida de Séneca hasta el paseo de Moret, el cual traza una línea imaginaria que nos lleva hasta las vías del tren dejando el paseo de Ruperto Chapí en el interior del contorno. Ahí nos vamos a mover, de arriba abajo, para visitar La Ría, la Senda Botánica y otros elementos naturales que nos interesan en este apartado. Más concretamente entre la avenida de Séneca y el paseo de Ruperto Chapí.

Bueno es advertir que no bajaremos hasta el final de este espacio, dejamos fuera de nuestro recorrido la plaza de la República de Chile y la estatua al general O'Higgins que ya visitamos y conocimos en nuestro paseo por el Parque de la Bombilla, volver a ver aquí.

Madrid estaba construida sobre agua, eso lo sabe todo el mundo y por aquí corrían los arroyos de igual forma que lo hacían por innumerables sitios. Viendo La Ría actual que existe en la barra alta de la L que forma el PARQUE DEL OESTE, nos podemos imaginar cómo era el arroyo de San Bernardino que discurría por el cauce de dicha ría, más o menos, y que contó con pequeñas bajadas de roca en forma de terrazas escalonadas artificiales de las que aún se conservan algunas. En el collage de fotos superior, la primera y tercera de la fila de arriba, corresponden al inicio y fin de lo que hoy ha quedado abierto y discurriendo. En la de en medio se ve el inicio de la Senda Botánica, casi al lado del de la Ría y si se amplia la foto, entre el follaje del fondo se adivina la Fuente de la Salud.


La Fuente de la Salud se situaba en el origen del arroyo de San Bernardino que afluía aquí a la superficie, en planos de la zona aparece desde 1848, aunque se supone que data de 1945 más o menos cuando se suceden las rehabilitaciones del Parque, si bien sus aguas eran conocidas de muy antiguo pues se les atribuían cualidades curativas para determinadas enfermedades. Hubo un planteamiento para hacer un balneario pero al analizar las aguas, se comprobó que no eran sanas pues sufrían infiltraciones del alcantarillado del barrio de Argüelles, por lo que quedaron cerradas, se pensó traer agua del Lozoya, proyecto sin ejecutar. 


Por encima y a la izquierda, encontramos un pequeño lago con un surtidor que parece ser el origen de La Ría que comienza a los pies de esta Fuente.


Hay un camino empedrado que transcurre junto a La Ría y se va cruzando con los diferentes caminos, aproximadamente cinco o seis puentes con los pretiles de troncos de madera, como se ve en las fotos de la fila de abajo del collage. En una zona determinada nos encontramos con el Manantial de la Salud. Se tratar de un nacimiento de agua natural y se supone que fue Celedonio Rodríguez el que a primeros del siglo XX mandó realizar su estructura, una pared de rocalla de la que sale un caño que deja caer una buena cantidad de agua en un pocillo, todo hecho de rocalla tan típica de la época, en una plazoleta preparada a tal efecto, por donde existe un cruce sobre La Ría. Todo ello lo encontramos hoy día con abundante vegetación asbustiva y árboles como al Higuera, Haya, Castaños, Chopos, etc. Las aguas siguen bajando por La Ría, hasta que desparecen ante el talud que mantiene el paseo de Ruperto Chapí, para ya no aparecer más, se supone que desembocará como hacía el arroyo de San Bernardino, en el cercano Manzanares.


La Senda Botánica empieza, como La Ría, en el entorno de la Fuente de la Salud. En el mapa del Parque que encontramos en las entradas de este y si "los graciosos" no lo han estropeado, tenemos una guía aproximada de los que nos vamos a encontrar en nuestro recorrido. Dejo a continuación un collage de fotos de todos ellos y otros más, siempre en el entorno de la Senda y de La Ría.


El mapa nos señala los siguientes: Olmo (q), Haya (r), Tilo (s), Arce Negundo (p), Abedul (o), Ginko (n), Madroño (m), Ciprés de Lawsen (i), Almez (k), Chopo Lombado (c), Cedro Himalaya (b), Eucalipto rojo (d), Nogal (h), Higuera (g), Tejo (l) y Secuoya (a). Pero hay que tener en cuenta que estas indicaciones pueden haber variado tras los acontecimientos atmosféricos a principios de 2021 u otros acontecimientos naturales. Lo que no hay duda es que el Parque cuenta con una vegetación muy desarrollada y cuidada. Sin duda faltan alguno o quizá los que yo he fotografiado no sean exactamente los que detalla el mapa. Además, he de confesaros que las fotos están hechas en diferentes épocas del año, con lo cual hay versiones de primavera y de otoño.


Entre las diferentes variedades, cabe destacar algunos ejemplares "protegidos" por su singularidad como son un Cedro del Atlas, "el Abuelo" con más de 100 años y 26 metros de altura, dos ejemplares de Sophora "péndula", un majestuoso Ginko Biloba (al escuchar dicho nombre, me gusta contestar "bilambambú" ¡probarlo, veréis qué risa!), las choperas de Populus nigra (álamo negro o chopo negro) y las plantaciones en el borde la ría de Corylus (avellanos), Cornu (conejos comunes en forma de arbolitos o arbustos caducifolios que se llenan de flores), etc. Pero a todo lo dicho hasta ahora, hay que añadir la información que la web del Ayuntamiento ofrece:

Superficie
Parque del Oeste ( 75,65 hectáreas).

Árboles. Nº total de unidades arbóreas: 8.491
Pino piñonero 17%
Acacia del Japón 12%
Cedros 9%
Pino carrasco 7%
Arbustos. Nº total de unidades arbustivas: 1.129 
Rosa de siria 15%
Lilo 6%
Durillo 5%
Macizos arbustivos. Superficie total de macizos arbustivos: 32.962 m2 
Celinda 9%
Lilo 8%
Espirea de Vanhoutte 7%


El Centro de Avifauna se encuentra a la altura del tercer búnker y consiste en una caseta integrada en el paisaje, desde donde podemos observar un pequeño estanque al que van a beber aves como el Tarro canelo, Herrerillo común, Carbonero común, Gorrión molinero, Mirlo común, etc. que podemos aprender a distinguir en los paneles informativos allí mismo.


Y con esta Bola de Nieve y Escaramujo florido, acabamos el paseo. En el próximo y último, conoceremos el pequeño museo escultórico que esconde el PARQUE DEL OESTE.


P.D.- Te dejo aquí los enlaces al resto de artículos sobre el Parque del Oeste:

Para ver el artículo 1/4, 1ª zancada, "de la plaza de Moncloa al 1808, la Historia", pincha aquí.
Para ver el artículo 2/4, 2ª zancada, "los restos del conflicto", pincha aquí.
Para ver el artículo 4/4, 4ª zancada, "de monumentos y esculturas", pincha aquí.


@ 2021, by Santiago Navas Fernández


No hay comentarios:

Publicar un comentario