viernes, 5 de febrero de 2021

SERIE PARQUES Y JARDINES DE MADRID XXX: UN PASEO POR EL INTERIOR (PUENTE DE VALLECAS, parte 3)

Si recordáis, la segunda parte de esta serie de artículos sobre los Parques y Jardines del Distrito de Puente de Vallecas lo acabamos en el emblemático PARQUE DEL CERRO DEL TIO PIO, o Cerro de las Tetas (o de las 7 Tetas) como se le llama popularmente, con sus maravillosas vistas sobre todo Madrid. Al otro lado de la calle que lo circunda y dedicada al escritor y periodista don Ramón Pérez de Ayala, se abren dos plazas singulares, dedicadas a FABIÁN FERNÁNDEZ DE ALARCÓN y ÁNGEL FRANCÉS (en ese orden en las dos fotos de abajo), aunque cercanas, bien diferentes en cuanto a su conservación. La primera es llamada así en honor a uno de los curas obreros que se "crearon" entre las chabolas de este barrio. Y la segunda fue dedicada al recuerdo de un panadero que fundó la Asociación de Vecinos Fontarrón. Ángel era el marido de la activista Herminia Azcoitia, destacada por su labor social con los jóvenes del barrio desde la propia asociación, sobre cuyo activismo podemos leer una rápida reseña en Vallecastodocultura.org, echarle un vistazo, son tres minutos de una intensidad apabullante; se propuso su nombre para una plaza a la altura de la Avenida de la Albufera número 78, finalmente se optó por el de otra mujer, también una gran luchadora social costarricense.


Desde aquí podríamos ir hasta el paseo verde que transcurre paralelo a la A3 por la calle El Bosco, recorriendo la ajardinada calle de Maruja García Romero, pero yo os recomiendo atravesar el PARQUE DEL CERRO DEL TIO PÍO a "lo directo", eso sí, las rampas son un poco empinadas ¡cuidado!. Tras bajar y pasar por las pistas de tenis y otros deportes que allí existen, hay una barriada muy singular levantada sobre el antiguo tejar por la Cooperativa Hogar del Taxista...

...en el interior de casi todas las manzanas hay unas áreas ajardinadas con bancos, zona de juegos infantiles y fuente, eso sí, privadas, de homogéneo trazado, que recuerdan levemente a las que vimos en el MUSEO AL AIRE LIBRE DE PALOMERAS. También encontramos un pequeño Jardín denominado PARQUE REDONDO lindando con la calle Alto del León. Cuenta con zona infantil, otras dos reservadas a mesas cuadradas con tablero damero, gradas y fuente.

Si seguimos bajando por esa misma calle, llegaremos a la de Sierra Toledana, en el cruce con el Camino de Valderribas hay otro jardín bastante notable que alberga zona de juegos infantiles, área canina, fuente y numerosos bancos; no tiene nombre, es de esas cuñas tan espléndidas que nos encontramos de repente. Cruzamos la calle para encontrarnos a la espalda de los edificios con el PARQUE INFANTIL FERNANDO GIRÁLDEZ (se supone que se trata de un aparejador del Catastro de Madrid que, allá por los primeros del siglo XX, era copropietario de una gran finca en la cuesta de Valderribas, ver foto debajo), caracterizado por sus grandes zonas de juegos infantiles y un área para perros perfectamente delimitado. 


Y desde allí, bajamos unas escaleras a la calle de Fernando Giráldez, al final de la cual nos daremos de bruces con la PLAZA DEL DR. LOZANO


Eduardo Lozano y Ponce de León nació en 1844 en Campanario, Badajoz, doctor en Farmacia y Ciencias Físico-Matemáticas, se estableció a vivir en la barriada de doña Carlota, donde tenía posesiones tal vez procedentes de Teresa Ponce de León, familiar suya; fundó la Sociedad Benéfica Carloteña, presidida en 1916 por María Espinosa de los Montero, dotada con escuelas infantiles y promotora de una fiesta anual para niños; el doctor falleció en 1927 recibiendo un sentido homenaje en 1930; desde 1979 figura un monolito en su honor en esta plaza ajardinada.


Inmediatamente a continuación accedemos a la antigua plaza de Doña Carlota, renombrada de Cuelgamuros (ya os podéis imaginar desde cuándo), donde permanece en pie la Parroquia del Dulce Nombre de María, levantada entre finales del siglo XIX y principios del XX por encargo de doña Carlota Mejía, sevillana, casada con el jurisconsulto Eduardo García Goyena, según cierta fuente que ahora os paso, el matrimonio adquirió terrenos en esta zona y constituyó un barrio que lleva el nombre de Doña Carlota por las buenas obras de caridad de la pía señora, no se sabe exactamente cuando se erigió, el caso es que en 1885 ya estaba allí. Pero como os digo, mejor lo leéis en EL IMPARCIAL de 20 de enero de 1927, pinchar aquí (procede de la hemeroteca de la Biblioteca Nacional de España).


Y desde ahí llegamos a la calle Sierra Elvira, donde tras unos edificios, encontraremos el PARQUE DE SIERRA ELVIRA que, hay que decirlo, ya lo podéis ver en las fotos encima de este texto, no está tan bien cuidado como se esperaría de él. Además del servicio que este Parque da a los vecinos, separa la zona habitada del nudo que conforman la M30 con la A3 (justó ahí y bajo ambas, desemboca el antiguo arroyo de Pavones sobre el de Abroñigal), es decir, es una pantalla contra el ruido y la contaminación. Cuenta con pasarelas por las que ir "hacia Madrid" cruzando por encima de las carreteras mientras nos asombramos de ver tanto tráfico.

 

A destacar que hay una "cuña verde" sin nombre entre la calle Sierra Elvira y la paralela dedicada a la Filósofa Simone Weil, de dimensiones bastante considerables (la parcela) pues cuenta con zona de columpios, bancos y arbolado. Como ya he dicho en otros artículos de esta Serie de Parques y Jardines, resulta reconfortante este uso de las parcelas vacías en medio de los edificios y las calles. 

Pero no nos despistemos, seguimos por donde veníamos y, sin solución de continuidad, desembocamos en el pequeño PARQUE DE CARLOTA PASTORA, tan arbitrario como su antecesor, pero que al menos nos deja un espacio verde, pues el acceso al barrio desde la M30 y ésta misma, están a un tiro de cáscara de pipa de los balcones. No os de angustia seguir por ahí, que sí, que hay salida, ya sabéis lo que dicen los aventureros como Indiana Jones "siempre hay una salida a tiempo".

Así llegaremos frente al número 16 de la Avenida de Peña Prieta. El edificio que ostentaba tal numeración tuvo que ser reconstruido tras el atentado perpetrado  en 1995, lo cual nos recuerda el Monumento a las Víctimas del Terrorismo que tendremos ante nosotros. Bien merece un minuto de contemplación.

Esta estatua fue erigida como homenaje a las Víctimas del Terrorismo en general y en particular a los seis trabajadores civiles de la Armada asesinados en el atentado del 11 de diciembre de 1995; ejecutado por ETA al paso de una furgoneta militar, explotaron más de 40 kg de explosivos originando una gran deflagración que afectó a los escaparates de la calle, dejando 44 heridos y 6 viudas y 28 huérfanos. En Diciembre de 1997, la Armada añadió el ancla de una Fragata de 1926 en honor a dicho personal. Me cuenta mi amigo José Luis, que a él hubiera podido pillarle si ese día no hubiera decidido quedarse a comer en el trabajo, cosa que no hacía casi nunca, pero ese día lo hizo.

Antes de tomar por la Avenida de la Albufera, a mano derecha podemos ver la primera Parroquia de Puente de Vallecas, San Ramón Nonato, construida a principios del siglo XX por iniciativa de la familia Villota, encomendada a la Virgen del Carmen, patrona del lugar desde 1880, y a la Virgen de la Paloma. En el número 42 de la citada avenida, encontramos un edifico de estilo clásico retranqueado sobre el nivel de la propia calle para dar lugar a unos jardines. Con sus tres plantas, fue construido en 1947 por el arquitecto Emilio Pereda Gutiérrez, con una imagen bien distinta a lo que entonces había en esta zona; una pequeña escalinata ante su entrada y unas columnas que sostienen el balcón, reloj en la fachada y grandes ventanales, todo organizado bajo las directrices del estilo clásico; es un edificio protegido desde 2010 en nivel 2, por lo que conserva su exterior y buena parte del interior intactos, así como las puertas de entrada, el salón de plenos, las escaleras con sus pasamanos, grandes lámparas tipo araña, vidrieras,... según lo que vemos en la foto superior, estupendamente conservado.

Desde aquí accedemos por la calle de la Virgen, en un lateral del edificio, a la Plaza de Puerto Rubio, enlosada y arbolada, cuenta con bancos y una zona de juegos infantiles, se suele utilizar para diversos actos ciudadanos. Seguimos caminando para llegar al Bulevar de Vallecas en la calle Peña Gorbea, un espacio con mercadillo de artesanía, terrazas de bares, frescor y comodidad que está coronado por la estatua de LA ABUELA ROCKERA, Ángeles Rodríguez Hidalgo (1900-1993), busto a tamaño natural en bronce, erigido el 16 de mayo de 1994, tras reunir fondos varios grupos musicales y personas amigas del rock duro y el heavy al que era aficionada esta abuela, elaborada por la escultora Carmen Jorba (para ampliar información, os recomiendo entrar en monumentamadrid). Como curiosidad contar, que en principio la mano que tiene levantada lucía con dos dedos a modo de cuernos, que es el saludo heavy, pero los "ignorantes" de mente sucia pensaron que era una falta de respeto hecho estatua y los rompieron (que ya hay que ser bruto para romper el bronce), ahora parece que luce un puño, ¡es otra cosa!. En la otra punta del Bulevar, nos encontramos el monumento a LOS PASEANTES, del escultor Jesús Molina (para saber sobre él, pinchar aquí), conjunto casi abstracto que emula dos personas caminando representadas mediante unos rectángulos verticales de hormigón, uno con un círculo abierto en lo que debe ser la cara y el otro en rectángulo, la parte baja de cada rectángulo se divide en dos mitades que apoyan una delante de la otra como si fueran piernas en movimiento.


Seguimos hasta el número 78 de la Avenida de la Albufera donde nos encontramos con la plaza que se propuso para Herminia Azcoitia, curioso el mural en el lateral del edifico que abre paso hacia ella.


A la altura del Estadio de Futbol del Rayo Vallecano, nos desviamos hacia el Mercado de Numancia a mano izquierda, para llegar al PARQUE BOIX y la PLAZA DE MARIANA PINEDA, que justo están una por encima del otro sin más separación que un caminoMariana Pineda fue una heroína y mártir de la causa liberal bajo el reinado de Fernando VII, murió ejecutada tras un juicio simulado, granadina de nacimiento, inspiró la obra teatral titulada con su nombre compuesta por Federico García Lorca, que estrenaría Margarita Xirgu con decorados de Salvador Dalí; se puede leer su biografía en Biografiasyvidas.com.

Desde allí vamos a hacer una pequeña escapada alrededor "del Alcampo" para ver el JARDIN DE ALBERTO INIESTA, que está a continuación del Museo de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid (actualmente cerrado por obras, ver aquí) y en una esquina que enlaza con el PARQUE DEL CERRO DEL TIO PIO. Alberto Iniesta fue un clérigo albaceteño que llegó a ser Obispo Auxiliar de Madrid nombrado por Tarancón, pertenece a eso que llamaron "curas rojos" por reivindicar la Teología de los Pobres, de la Liberación, es decir, el Evangelio de JesuCristo; llegó a romper en 1974 con el régimen franquista cuando éste prohibió la celebración de una Asamblea de Cristianos en Vallecas, tuvo que salir de España por las amenazas de la ultraderecha y buscar la protección del Papa Pablo VI, en fin, podéis leer más en el siguiente enlace: Elpais.com

Volvemos por la Avenida de Pío Felipe observando el Parque sin nombre que salva el gran desnivel que se produce en este trecho. Al otro lado de la Avenida de la Albufera nos encontramos con el PARQUE DE AZORIN, dedicado a tan conocido escritor alicantino que llegó a ocupar la letra P en la Real Academia de la Lengua, fallecido en Madrid en 1967, sobre el cual podemos ampliar información en Biografiasyvidas; sus itinerarios son sinuosos y bien arbolados (los del Parque, claro), acoplándose al gran desnivel del terreno, convirtiendo el paseo en agradable a pesar del esfuerzo; arriba del todo hay unas especie de piletas superpuestas y redondas en número de tres y en la parte más baja, la Piscina Municipal de Vallecas. Cuenta con zonas de juego y de deporte. Como curiosidad decir que fue construido tras la Guerra Civil sobre unos terrenos cedidos por el Teniente Muñoz Díaz, que a cambio tiene al menos una calle con su nombre. 


Según la web, cuenta con la siguiente nómina verde con carácter principal:

Superficie: 47.434 m²

Árboles: 597
Pino de Alepo 24%
Álamo plateado 14%
Ciprés de Arizona 11%
Castaño de Indias 7%
Arbustos: 13
Laruel-cerezo 65%
Taray 15%
Aligustre 8%
Macizos arbustivos: 4.350 m²
Madreselva 28%
Adelfa 15%
Hierba de La Pampa 8%

Justo en la esquina más baja nos encontramos con un Parque entre las calles Sierra del Valle y Payaso Fofó, que bien puede dar nombre a este pequeño espacio construido también sobre el desnivel del terreno. Sin embargo, el PARQUE PAYASO FOFÓ abarca esta cuña verde y el antiguo parque conocido como PARQUE DE PALOMERAS BAJAS que, para entendernos, llega hasta la calle de la Diligencia, ambos están notoriamente separados uno de otro por una avenida. Pero atención a lo siguiente: el Ayuntamiento en su web lo identifica domiciliado en la calle del Payaso Fofó y, sin embargo, el plano que incluye corresponde al antiguo Parque de Palomeras Bajas únicamente. Así que aquí os dejo unas fotos del primero pero con los datos que da la web y que incluyen a ambos. Después hablamos del antiguo Parque de Palomeras Bajas.


Superficie: 76844 m2

Árboles: 623
Castaño de indias 11%
Cerezo-ciruelo 11%
Ciprés 10%
Chopo del canada 10%
Arbustos: 6
Frambueso 33%
Espino de fuego 33%
Tilo 17%
Macizos arbustivos: 1756 m2
Santolina 26%
Laurel 15%
Agracejo 12%


Del antiguo sólo queda con ese nombre la Avenida del Parque de Palomeras Bajas, situada un poco más abajo del barrio de dicho nombre. Pero cuando existía con tal nombre, correspondía al espacio verde al otro lado de la calle Javier de Miguel, es decir, separado de la cuña verde que arriba describí y con la que conforma el Parque del Payaso Fofó actualmente. Creo que me he explicado. Varias generaciones conocemos bien al Payaso Fofó, pero no tanto quién era en realidad: Alfonso Aragón Bermúdez, nacido en Puente de Vallecas el 8 de febrero de 1923, hijo de artistas circenses, desde muy joven formó el trío "Gabi, Fofó y Miliki" con sus hermanos Gabriel y Emilio, aunque no eran los únicos miembros de la familia, todos artistas pero no todos payasos; trabajaron en el Price, pero en 1946 se marcharon a América y recorrieron Méjico y Cuba, donde comenzaron un trabajo televisivo que les llevaría a la fama y a recorrer todo el continente, rodaron varias películas... y en 1972 regresan a España con varios programas de televisión entre los que destaca "El Gran Circo de TVE"; en pleno éxito, Fofó muere el 22 de junio de 1976 y es enterrado en el Cementerio de Vallecas acompañado de su familia y toda la ciudadanía madrileña. Bien merecido tiene el homenaje a su memoria.


El parque cuenta con paseos, bancos y sombras abundantes, zonas de juego infantiles y pistas de deporte y un auditorio cerca de la calle de la Diligencia, a partir de aquí comienza el núcleo de calles dedicadas al Cine que vimos en la primera entrega de esta serie dedicada al distrito, en la que visitamos el MUSEO AL AIRE LIBRE DE PALOMERAS (pincha el nombre para ir a verlo).


Por encima del Parque encontramos el MIRADOR del PARQUE DEL PAYASO FOFÓ, otro más de los diversos miradores de este Distrito. Al lado está la Torre de San José, situada sobre un montículo sobresaliente, la última de sus quince plantas está considerada como el punto más elevado de todo Madrid; concebido por los arquitectos Elías Torres y Juan Antonio Martínez Lapeña en forma circular espiral como viviendas de alquiler social, suma 252 alojamientos, todos con magníficas vistas. Frente a ella y en este entorno del Mirador, se encuentra una curiosa composición escultural.


Se trata de una estatua dedicada al poeta Federico García Lorca titulada "ARCO EN EL PENTÁGONO", elaborada por el arquitecto Enrique Salamanca (al cual ya conocemos por la escultura situada en el Mirador del Cerro del Tío Pío "TRIANGULO REAL ILUSORIO"), en la que juega con las formas elaboradas con material de acero en diferentes formas y posiciones de manera que, vista desde diferentes ángulos, se aprecian diferentes formas geométricas. Sobre una de las piezas, se pueden leer los siguientes versos "la luna vino a la fragua/el aire la está velando" primer y último verso del Romance de la luna, luna, que podéis leer entero en cervantesvirtualAbandonamos el Parque y nos dirigimos por la arbolada y tranquila plaza de San Diego en busca de la calle Pedro Laborde, para alcanzar la "Plaza Roja" o Plaza de la Constitución, en parte remodelada en 2019 con la participación de los grupos de mayores de los Centros de Edad del barrio y en parte ajardinada, incluyendo incluso un pequeño lago con una fuente de chorro, zona de juegos y un área acotada para perros.


Encontramos aquí una estatua muy singular denominada "LUCHADOR EN REPOSO". Obra de Elena Álvarez Laverón (Ceuta 1938), elaborada en bronce pulido y patinado, representa una figura sedente semiabstracta, un hombre sentado en un banco, descansando tal vez, en reposo como dice el título. Para conocer más sobre esta autora y su prolífica obra que se distribuye por toda Europa, pincha en conchamayordomo.com.



Muy cerca se encuentra nuestro nuevo destino, el PARQUE CAMPO DE LA PALOMA, que encontraremos fácilmente tras atravesar la Avenida de Pablo Neruda, por cierto, con un extenso y magnífico bulevar ajardinado, como ya dijimos en otra ocasión, al igual que otras avenidas. Con los siguientes datos:

Superficie: 38.010 m²

Árboles: 454
Ciprés de Arizona 21%
Plátano de sombra 11%
Chopo del Canadá 10%
Ciruelo rojo 7%
Arbustos: 22
Laurel cerezo 23%
Árbol de Júpiter 23%
Laurel 18%
Macizos arbustivos: 8.212 m²
Durillo 40%
Olivilla 19%
Espirea 10%


Cuenta con un pérgola en el centro a la que se llega por caminos de cemento entre los propios jardines, zona de perros, juegos infantiles y bancos dameros. Se encuentra muy cerca de la Biblioteca Pública Miguel Hernández y una de las calles que la acotan, la de Villalobos, nos conduce a la Plaza de Julio Lois, recoleta y sencilla, sirve como descanso y lugar de juegos infantiles. Julio Lois Fernández (Pontevedra 1935 - Coruña 22/08/2011) es el mayor exponente de la Teología de la Liberación en España, que se trajo desde América hacia el año 1970 cuando regresó a nuestro país; unos años después se trasladó a Vallecas para aplicar los principios a los que fue fiel durante toda su vida, dejando un importante legado en doctrina y en el Movimiento Social Cristiano de Base (para saber más sobre Julio, leer el siguiente artículo Elpais.com).


Casi enfrente nos encontramos con un bonito detalle:


Solo deciros que muy cerca de aquí, paralelas a la calle de la Diligencia, hay dos calles muy singulares, pues son mayormente peatonales y están ajardinadas, figuraos lo que eso supone para el bienestar de los vecinos, el silencio, la frescura... son las calles Cleopatra y Virgen de África, podéis caminarlas para comprobarlo. Pero si estáis cansados y no queréis recorrer más por hoy, os espero en la próxima ruta que comenzará muy cerca del extremo opuesto al que ahora estamos, justo ante la Asamblea de Madrid; conoceremos algo de la San Silvestre, veremos esculturas y monumentos que nos hemos dejado por el camino y el barrio de Entrevías, perteneciente a este distrito.


No olvidaros de usar los enlaces que aquí os dejo:


Madrid.es/Azorin

Madrid.es/Payaso Fofó-Palomeras Bajas

Madrid.es/CamploPaloma



P.D.- Hay una propuesta para reformar el excalectric de la M30 a la altura del Puente de Vallecas reformado ese cruce, atendiendo a una vieja reclamación vecinal, si has pasado ya por allí, verás lo correcta que es la petición. Puedes verla en conectavallecas.org.

@ 2021, by Santiago Navas Fernández

No hay comentarios:

Publicar un comentario